Tras la dura y trabajosa victoria de Biguá sobre Larre Borges, el entrenador Juan José Rovira dejó sus palabras.

En un encuentro muy difícil y parejo Biguá logró quedarse con la victoria que era lo impostergable: “Sabíamos que esta ronda de descenso iba a ser muy dura, ya el otro dia perdimos en alargue y hoy fue muy parecido. El partido de hoy había que ganarlo no importara como y lo logramos”.

“Nosotros sabíamos de la manera que defiende Larre, que lo hace muy duro, muy al límite y en este momento de ronda de descenso es lo que a ellos lo lleva a hacer un buen partido. En el cierre se fueron los grandes pero tenemos la suerte de tener a Martín Rojas que se ha comido momentos feos pero tiene un gran futuro por delante” destacó de la forma de defender de ambos equipos que llevó a perder jugadores importantes en el cierre del juego.

Con respecto al cierre de partido sin el jugador de la noche, dejó: “La quinta falta de Baxley fue muy dudosa como otros fallos más. Lo perdimos al final pero yo tenía confianza en Joaquín Jones por eso lo puse, falló los libres pero tuvo la inteligencia de tirar a errar el segundo. Por suerte tenemos un equipo muy completo, con muy buenos nacionales pero con jugadores jóvenes con ganas y calidad”.