En un encuentro parejo, cambiante y con un final apasionante, Olimpia doblegó a Trouville y se quedó con un punto vital en su búsqueda por permanecer en la Liga.

Resumen del partido

La Cúpula de Colón fue el escenario de la segunda etapa de la Permanencia donde el local necesitaba imperiosamente ganar ante Trouville que llegaba tranquilo pero sin querer volver a complicarse abajo. El primer chico mostró al local con un Warner participativo y productivo, al tiempo que el rojo tuvo a Todd Brown como jugador dominante para irse al primer descanso ganando por dos puntos. El olimpista mostró buen juego colectivo y con el ingreso de Agarbado atacó la zona propuesta por los de Tito con paciencia, mientras del otro lado a pesar de las dificultades cuando jugó sin base natural Cáceres tuvo un buen reingreso para sumarse q lo hecho por Brown e irse al descanso largo ganando 36-32.

Tras el entretiempo, jugando al ritmo de Abel y con buena defensa de Loriente sobre Brown el local comenzó a hacerse más fuerte. Trouville aprovechó los errores en rotaciones defensivas de Olimpia pero no pudo jugar de forma fluida. El crecimiento de Harrison y Silvarrey le permitieron a los de Camiña irse seis arriba al último descanso. Increíblemente Agarbado demoró varios minutos para volver y la visita aprovechó los errores y malas decisiones para llevar el juego a un punto a punto. Izuibejeres comenzó a asumir y logró empatarlo con un bombazo repleto de jerarquía, pero un doble y sucesivas acciones defensivas de Cabillón mantuvieron arriba a los de Colón. Una conversión a distancia de Silvarrey tras trabajar una ofensiva larga le dio dos al local, pero un libre de Newsome y un doble de Brown permitieron pasar al rojo a falta de 1.8. Tras el minuto de Camiña, el “Bola” puso el balón a la esquina para que Harrison sacara un tiro casi imposible con destino de red, triunfo 67-66 para un Olimpia que quiere quedarse a festejar su centenario en la Liga Uruguaya.

UNO x UNO

OLIMPIA

Silvarrey (7). Puso alguna bola importante, defendió bien. Mejoró en doble base. Loriente (6). Peleado con el aro, se dedicó a asistir. En defensa alternó buenas y malas. González (5). Correcto. Warner (7). Lo buscaron y mostró que tiene para dar. Harrison (8). Buen partido, suma un punto extra por el doble final. Agarbado (8). Cerebro. Puede intentar conquistar el mundo, en Olimpia ya lo logró. Garbarino (4). Algún chispazo, poco. Cabillón (6). El destacado. Camiña (6). Arriesgó el juego dejando a Agarbado afuera mucho tiempo, gran acierto Cabillón en el cierre.

TROUVILLE

Mayora (4). Empezó bien, fue perdiendo confianza con el juego. Izuibejeres (5). Bien defendido, le costó generar. Brown (8). El mejor, llevó el juego y casi lo gana. Cáceres (6). Buen juego, por momentos fue el único que acompañó. Newsome (5). Pudo anotar en desventaja muchas veces. Bascou (5). Dio una mano en un puesto que no es el suyo. Catalá (5). Correcto, no destacó. Adeleke (5). Cumplió. Igual se espera más. Massa (-). Pocos segundos. Tito (4). Sufrió el jugar sin base, y cargó al perímetro con una rotación muy corta.

_______________________

Lo destacado

Pudo ser una vez más el gran ingreso de Agarbado, o quizá debió ser el doble final de Paul, pero vamos a distinguir los fundamentales minutos finales de Agustín Cabillón. Una falta de ataque de Cáceres sobre él, un par de robos claves en defensa, un doble fundamental sobre la bocina… el sanducero fue absolutamente determinante para la victoria de Olimpia y por eso merece esta mención.

Lo distinto

El tema de Olimpia y los extranjeros ha sido complicado ya hace años. Pero siempre aparece uno que se gana el cariño y entra en esa comunicación directa con la hinchada. Y eso sucedió con Paul Harrison. Hoy lo demostró una vez más cuando restando un par de minutos para terminar el 3c, y tras pasar a ganar, se paró frente a la tribuna, se golpeó el pecho y llamó a la parcialidad a apoyar. Ellos, enardecidos, respondieron a su llamado. El agradecimiento del extranjero llegó en la última bola del partido…