En una noche particular, soñada como pocas, Goes logró coronarse campeón del Clausura y de esta manera hacer historia clasificando por primera vez a una Liga Sudamericana. Finalizado el encuentro el presidente Jorge Cibreiro dialogó con Básquet Total.

Momento soñado el que está viviendo Goes: "Es hermoso e inesperado porque hace dos meses atrás estábamos descendidos y pegamos una repechada increible, se lo merecen los jugadores porque realmente lo que dejaron en la cancha fue espectacular. Jugaron como una verdadera final".

"Yo viví con mucha alegría este momento porque aposté por el Colo Reig y realmente supo llegarle a los jugadores, supo cambiarles la cabeza, había jugadores que diambulaban por la cancha y hoy son leones dentro de ella. Hay otra parte muy importante en todo esto que es el vicepresidente, el contador Piaza que apostó a cambiar la dupla de extranjeros de su propia idea y fue un gran cambio. Esta pareja de extranjeros rindió de forma extraordinaria" analizó sobre lo grandes cambios que se hicieron del Apertura al Clausura.

En cuanto a lo que significó el cambio de extranjeros, manifestó: "Rakim era un goleador, fue un jugador terminal. En cualquier Liga del mundo un jugador de esos define 4 o 5 pelotas y Brown definía 8 o 9. Fue por esto que hacía de a 30 puntos todos los partidos e ibamos a terminar bajando. El entrenador Reig aprobó el cambio, yo no estaba convencido en el momento porque fue cuando le ganamos a Trouville luego de haber perdido siete partidos seguidos y fui ahí donde nuevamente apareció Favio Piaza, este es el momento, me apoyaron con Jackson ahora necesito su confianza nuevamente y realmente fue increíble como cambiamos".

"Nosotros siempre mantuvimos la tranquilidad, hay una comisión de básquetbol en la cual somos tres, somos los que tomamos las desiciones. Nosotros a principio de año pensamos que ibamos a pelear entre el 7° y 9° puesto, que podíamos entrar o no en la Liguilla pero consideramos que ibamos a entrar con un puntaje suficiente. Luego nos encontramos en una situación de descenso pero hicimos los cambios en los momentos justos y terminamos así" contó Cibreiro.

En cuanto a lo que se viene, dejó: "Nosotros es la quinta temporada que estamos en primera nuevamente, tuvimos cuatro en Play Off pero generalmente nos tocaba Malvin que nos barría. Este año estamos mucho más fuertes, estamos bien, de los siete juegos tenemos cuatro de local y nuestra aspiración es estar en la mitad de los 8".

"Contra Urunday se agotaron las entradas y quedó mucha gente afuera. La hinchada de Goes es muy fiel y alienta mucho a sus jugadores. Creo que fue bueno para el equipo y Urunday lo sintió" analizó del significado de jugar con un público como el Misionero.

De la clasificación y el sueño de jugar por primera vez la Liga Sudamericana, remarcó: "Es la primera vez que Goes clasifica a un torneo Internacional, lo único que teníamos eran giras en el exterior pero un certamen oficial nunca. Lo vamos a encarar y vamos a conseguir los recursos para viajar sin ningún tipo de dudas".

"La hinchada está siempre, ellos saben que de vez en cuando me enojo con alguno de la Banda del Misionero pero es porque a veces en su aliento perjudica al club. Ellos están siempre, son el plus, son el número 6 e inciden en propios y extraños" fue el mensaje final del presidente para su gente.