Barcelona venció a Real Madrid por 92 a 90 y se consagró campeón de la Copa Del Rey. Los catalanes cortaron una racha de cuatro títulos consecutivos de los madrileños.

El encuentro disputado en el Gran Canario Arena presentó una primera mitad dividida en dos partes. En el primer periodo fue superior el conjunto de la capital, que con una excelente tarea defensiva, bien complementa en ataque con el aporte de la dupla de internos conformada por Trey Thompkins y Walter Tavares, les daba la posibilidad de abrir una rápida ventaja cercana al doble dígito. En el segundo cuarto se pudo observar un cambio radical en el elenco catalán, que de la mano de un encendido Ante Tomic, bien acompañado por Pau Ribas, lograba equilibrar las acciones sobre el cierre de la etapa inicial. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el Barcelona al frente en cifras de  40 a 34.

En el arranque de la segunda mitad, los dirigidos por el serbio Svetislav Pesic terminaron de confirmar todo lo bueno que habían realizado en el segundo periodo. A lo que continuaban brindando en ofensiva Tomic y Ribas, se les sumaron Adam Hanga y Pierre Oriola, jugadores con mucha intensidad en ambos costados de la cancha. Al iniciar el último cuarto, los de la ciudad Condal tenían a su favor una renta de 15 unidades (67-52), que los dejaba muy cerca del título. Los comandados por Pablo Laso intentaron una reacción final, más que nada a impulsos individuales de Jaycee Carroll y Rudy Fernández. En los minutos finales el conjunto “blaugrana” cometió varios errores, que provocaron que su rival tuviera la chance de ganar el juego con un triple de Fabian Causeur. Sin embargo, el base francés falló el lanzamiento y finalmente, Barcelona se quedó con el triunfo por 92 a 90 y de esta manera se proclamó campeón de la Copa del Rey por 24° vez en su historia. Real Madrid se había quedado con el trofeo en las últimas cuatro ediciones, lo que le había permitido pasar a ser el equipo más ganador con 27 títulos.

En el ganador se destacó la actuación de Pau Ribas, que desde el banco de suplentes anotó 21 puntos y atrapó 4 rebotes, seguido por Ante Tomic con 17 tantos. Por el lado del perdedor, Jaycee Carroll terminó como goleador con 18 unidades. El base francés Thomas Heurtel fue el MVP del torneo, luego de promediar 16.5 puntos y 11.5 asistencias por juego.