En la noche del sábado se disputaron en el Staples Center de Los Angeles y en ocasión del Fin de Semana de las Estrellas de la NBA las diferentes competencias de habilidades. Siendo quizás esta jornada la más atractivas de este popular evento de la liga más importante del mundo. La novedad fue que los tres certámenes en juego fueron ganados por jugadores perimetrales.

El evento comenzó con la competencia de habilidades, donde desde hace dos años se hacen competir en modalidad de eliminación directa a los internos por un lado y a los perimetrales por otro para que se terminen enfrentando entre si en la final. De esta forma, Lauri Markkanen, el ala pivot finlandés llegó a la definición luego de eliminar a Andre Drummond y Joel Embiid, donde se enfrentó a Spencer Dinwiddie, base de los Brooklyn Nets, quien dejó por el camino a Jamal Murray y Buddy Hield. Desde que esta competencia se disputa bajo este formato los internos habían dominado con los títulos de Karl Anthony Towns en 2016 y de Kristaps Porzingis el año pasado, pero esta racha llegaría al final ya que fue el base de los Nets quien se quedó cómodamente con el titulo del 2018.

Luego llegó el turno del concurso de triples. Aquí se enfrentaban entre otros los últimos dos campeones, Eric Gordon de los Houston Rockets, campeón reinante, y Klay Thompson, monarca en el 2016. Precisamente el escolta de los Golden State Warriors consiguió su pasaje a la final en la ultima bola, donde se enfrentó a Tobias Harris de Los Angeles Clippers y Devin Booker de los Phoenix Suns. Thompson, quien era uno de los favoritos a priori consiguió un buen puntaje, de 25, en la ronda final que bien pudo significar el titulo. Pero no se tenia en cuenta la tremenda marca que lograría el escolta de los Suns, 28 puntos de 34 totales, que no solo dejó a Booker como el mejor triplero del 2018 sino que también es la mejor marca en la historia de la competencia.

Finalmente llegó el turno de las hundidas. Donovan Mitchell de los Utah Jazz, Victor Oladipo de los Indiana Pacers, Dennis Smith Jr. de los Dallas Mavericks y Larry Nance Jr. de Los Cleveland Cavaliers compitieron por uno de los premios más buscados. Precisamente el ultimo de ellos con la particularidad de ser el hijo de quien ganara el primer certamen de hundidas allá por 1984. Precisamente con una tremenda volcada homenajeando a su padre (vistió la ropa que él usó cuando ganó el concurso) consiguió el pasaje a la final, donde debió enfrentarse al escolta de los Jazz. Mitchell llegó al certamen por la puerta de atrás, ya que fue convocado luego de la lesión de Aaron Gordon, pero con un homenaje a Vince Carter y su volcada con un giro de 360 grados, se quedó con el titulo. Es el segundo jugador de la franquicia de Utah en conseguir este titulo luego de Jeremy Evans en el 2012.

 

El fin de semana de las estrellas culmina esta jornada de domingo con el partido de las estrellas propiamente dicho. Este año con la novedad de que en lugar de enfrentar al equipo del este con el del oeste, enfrentara al equipo de Lebron James, ante el de Steph Curry, los dos jugadores mas votados por la gente.