Biguá ganó pero no le alcanzó para meterse en la Liguilla. En un partido abierto en el que hubo buenos ingresos desde el banco, uno de los destacados fue Joaquín Jones que tras el partido dialogó con Básquet Total.

Comenzó hablando del valor del triunfo a pesar de que no se haya dado la chance de seguir peleando por la liguilla: “Este punto era muy importante porque jugando entre los de abajo el medio punto es importante. De todas formas teníamos que ganar sin pensar en los demás”.

El Pato viene haciendo una recta final de campeonato notable con cuatro triunfos al hilo y el Cachito se refirió a los cambios respecto a la etapa anterior: “El mayor cambio fue que dejamos de pensar un poco en los rivales y nos propusimos a pensar en nosotros mismos para mejorar. Los demás también van a jugar y tienen sus puntos fuertes, pero nosotros tenemos que aprovechar los nuestros que era algo que no estábamos haciendo”.

A pesar del buen final, el equipo no se queda conforme: “Sin duda que no. Quedar abajo es como una desgracia, creo yo. Biguá tiene un plantel para pelear el campeonato. Tenemos muy buenas fichas, muy buenos extranjeros, tenemos juveniles del club que acompañamos de buena forma y creo que quedar abajo no nos deja conformes”.

También tuvo palabras para Baxley que desde su llegada la rompió siempre: “Es un jugador notable que tiene una capacidad ofensiva increíble. Creo que nos ha aportado mucho y ha liberado mucho a los compañeros. Eso ha sido lo principal”.

Sobre su momento dijo: “Yo me siento bien, preparado y creo que los minutos que tuve los supe aprovechar. Pero intento apoyar al equipo en lo que me toque, si me toca jugar mejor, y si no voy a estar apoyando siempre. Creo que de eso se trata, aprovechar los minutos, pero lo principal es que Biguá gane”.

Acerca de que tanto le ayudo a su juego, El Metro en Auriblanco expresó: “Creo que mucho. Fue muy importante a confianza que me dio, el saber que estoy listo para tomar situaciones, que el año pasado no sabía o no me sentía con la confianza. Creo que todo eso me lo dio El Metro”.

La experiencia de compartir equipo con su padre lo marcó a Joaquín y de esto comentó: “Creo que lo voy a extrañar para toda la vida porque no sé si se va a volver a repetir. Fue algo único y la pasamos muy bien. Que sea lo que Dios quiera, pero un poco se extraña”. Además, por último, marcó la importancia que tiene el Cacho en el dialogo en la semana a pesar de no compartir equipo: “Él es una persona que me ayuda en todo lo que puede, siendo compañero, siendo padre, pero siempre me da para adelante, me corrige si yo le pido, nunca me está cargando. Creo que sigue siendo lo mismo que cuando compartíamos equipo”.