Malvín dio una nueva exhibición de basquetbol con gran juego colectivo e individualidades a altísimo nivel para derrotar a Trouville de principio a fin. El rojo jugará la Permanencia por primera vez en LUB.

Resumen del partido

Realidades distintas, si bien ambos se jugaban cosas, era el rojo de Chucarro quien llegaba con la obligación de ganar para llegar a la última jornada con posibilidades de clasificar a la Liguilla, mientras Malvín estaba en su mejor momento del torneo antes del parate. El inicio mostró dos equipos buscando jugar interno y logrando anotar, pero con la aparición de Mazzarino y tres triples -su especialidad- más la defensa que le permitió correr la cancha la ventaja se fue estirando rápidamente y el playero se fue 19 arriba al primer descanso. El segundo período comenzó mucho mejor para Trouville que con su segunda unidad se hizo duro atrás, corrió la cancha y tuvo además a Newsome claro en la pintura para ponerse a seis. Un triple clave de Galloway cortó la sequía de la visita y con el reingreso de Mazzarino el equipo se reencontró y tuvo buenos porcentajes desde afuera para retomar el control del juego e irse al descanso largo ganando 47-32.

Con el retorno de Brown los de Pocitos buscaron pero cayeron en el individualismo ante una defensa bien plantada de Malvín, que tuvo a Kevin Galloway como eje del equipo generando ventajas por diversos lados. El playero jugó su mejor basquetbol, con destaque también para Hatila que fue un león, y se fue 19 arriba al último descanso. El período final fue de transiciones fáciles, defensas abiertas y goleo elevado. La reacción del local no llegó y los cinco finales sirvieron apenas para dar minutos a los más jóvenes, especialmente por el lado del playero que tuvo el debut de Juan Diego Cabillón. Fue triunfo de un Malvín ampliamente superior 96-86 ante un Trouville que no logró encontrarse en el torneo y quedó condenado a jugar por la Permanencia.

UNO x UNO

TROUVILLE

Galletto (5). Correcto, mejor cuando arriesga para generar. Izuibejeres (4). Pobre partido. Brown (5). Imprevisible, baches de malas decisiones que juegan en contra al equipo. Cáceres (6). El mejor una vez más. Deseado en el draft. Adeleke (3). Muy poquito. Lejos del que recordábamos. Mayora (5). Fue importante en el 2C para subir la intensidad. Bascou (4). Atrás bien, adelante faltó. Massa (5). Correcto. Catalá (6). Fue el que más encontró. Newsome (6). El emblema de la reacción, luego se quedó. Tito (5). El juego se le hizo cuesta arriba y buscó alternativas. Poco pudo hacer ante un gran rendimiento rival.

MALVIN

Cabot (7). Apareció cuando lo precisaron. Mazzarino (9). Bestial. Abrió el partido con sus triples. Galloway (9). El destacado. Godfrey (7). Momentos de destello. Passos (8). Un león, fundamental. Santiso (6). Buena conducción. Souberbielle (6). Aportó lo suyo. Pomoli (6). Hace muy bien lo que debe hacer. Pereira, Metzger, Acosta, Cabillón (-). Jugaron con el partido liquidado. López (8). Planificó bien para dañar en las debilidades del rival, aprovechó los momentos. Su equipo juega bien, da gusto verlo.

_______________________

Lo destacado

¡Qué jugador Galloway! Habitualmente nuestros equipos traen extranjeros cuyo rendimiento se mide en puntos, pero Malvín que tiene un 1-2 con mucho gol fue por otro camino. “KG” es un gran generador, tiene una excelente lectura y toma siempre la mejor decisión para el equipo. Si a eso hoy le sumamos su 4/6 en triples, fue una noche brillante. Vale la pena verlo. Por si nos lee y no entiende español: What a player!

Lo distinto

Está claro que Mazzarino hay uno solo, pero aunque pueda jugar varios años más en Malvín quieren asegurarse. Por eso, en la noche del debut de Juan Diego Cabillón los coiffeurs del plantel le hicieron un corte a imagen y semejanza del capitán. Que noche para el pibe, debutar y disfrazado de este tremendo jugador que tiene nuestra Liga!