Quilmes de Mar del Plata venció a Boca Juniors de Martín Osimani 98-76, segunda derrota consecutiva del xeneize desde la llegada del uruguayo.

Con grandes procentajes y un gran despliegue ofensivo, 30 minutos le alcanzaron a los marplantenses para liquidar un encuentro donde la visita maquilló, en algo, en el último. Los ganadores tuvieron cinco jugadores en doble dígito, incontenibles para su rival, destacó Ferreyra con 22.

Martín Osimani jugó 22 minutos llegando desde el banco, convirtió 5 puntos (0/1 en dobles, 1/2 en triples, 2/2 en libres), bajó dos rebotes, dio una asistencia y perdió dos balones.

Boca está decimosexto con record 6-11, y volverá a jugar el próximo jueves cuando enfrente a San Lorenzo en el Roberto Pando.