Malvin le dio una cachetada al bicampeón uruguayo, el martes en el gimnasio de Tabaré al superarlo por 106 a 82. El quinteto titular del playero rindió de sobremanera y una vez culminado el encuentro Basquet Total dialogó con el capitán, Nicolas Mazzarino.

Era la sensación a la salida del partido, “engranó la maquina”, fue un partido de gran factura técnica para Malvin y esto decía su capitán: “Dimos un gran paso adelante. Fíjate que hicimos 106 puntos que no es habitoual en nuestro juego, o todavía no habíamos logrado hacerlo por lo menos. Me voy muy conforme con la actitud del equipo donde pese a que arrancamos flojos supimos ir mejorando y luego afinamos mucho el ataque que nos dio confianza en defensa”.

Mazzarino también dirigió unas palabras a la pareja de extranjeros que aportó muchísimo de los dos lados de la cancha: “La pareja de extranjeros me deja muy contento, porque la verdad que no veníamos bien en ese rubro. Si bien los compañeros que tuvimos antes hicieron un trabajo discreto, no eran tan determinantes. Tanto Kevin como Kelvin, hoy tuvieron un gran partido. Vienen todavía tratando de incorporarse porque no es fácil ya que nosotros tenemos muchos sistemas y muchas cosas que aprender, pero hoy dieron un paso adelante y para nosotros es fundamental que no siempre tiren del carro los Cabot, Mazzarino o Hatila. Si los dos extranjeros siguen rindiendo a este nivel le podemos dar batalla a cualquiera”.

El hecho de que este partido bisagra haya sido contra Macabi, con lo que representa para nuestro baste en los últimos años, también es para destacar: “Siempre enfrentar a un equipo que es bicampeón es un desafío importante. Ellos juegan un muy buen basquetbol, en ataque es muy difícil de frenarlos y hoy si bien hicieron 82 puntos, en cierta forma lo logramos. Nosotros hasta este momento en el campeonato, teniendo en cuenta victorias y derrotas estábamos bien, el tema es que no convencía el juego y lo sabíamos. Eso ya quedó atrás y ahora tenemos que mirar hacia adelante, este es un nuevo equipo y esperemos que lo que venga por delante nos de el rodaje necesario para seguir jugando asi”.

Quizás uno de los puntos más altos del encuentro fue volver a ver una defensa como la que nos acostumbran los equipos de Pablo Lopez y sobre eso concluyó Mazzarino: “Por momentos marcamos muy bien. Fue fundamental la llegada de Kevin, que es un exterior de 2,01 que es inteligente, colabora en el rebote, incluso hizo algunas tapas. Después el resto necesitamos trabajar más en defensa grupal, porque muchas veces, por ejemplo a mí, cuando se me va el hombre, yo se que tengo a Hatila atrás que es una muralla y eso da confianza”.