Un puntazo fue el que consiguió Malvín como visitante, en Tabaré, ante Hebraica y Macabi. Es que el playero no solo aplastó al bicampeón uruguayo, sino que lo hizo superando los 100 puntos en 40 minutos de basquet con un resultado final de 106 a 82.

Resumen del partido

Por los nombres, por los planteles, por su pasado reciente, bien podía ser una final de Liga Uruguaya. Pero esta vez, Hebraica Macabi y Malvín se enfrentaban por poco más que definir la localía para la siguiente ronda. Pero con los dos equipos ya virtualmente clasificados, nos regalaron un verdadero partidazo, sobre todo por el juego colectivo de los dirigidos por Pablo Lopez.

El arranque del partido no fue lo que esperábamos, fue lo distinto. Pero por suerte duró solamente dos minutos. Rápidamente mejoró el engranaje de Cabot en la conducción de Malvín, quien encontró a Godfrey y a Passos para que de la mano de ellos sacara la primera renta el playero. Pero del otro lado las manos también se calentaron rápido y Hicks junto con Garcia Morales castigaban desde los 6,75. El primer cuarto fue un show de muñecas calientes, tres triples de Hebraica (50% acierto) y cinco de Malvin (55%), entre los dos anotaron 54 puntos en diez minutos, y eso que los primeros dos fueron muy malos. Durante el resto del primer tiempo el desarrollo no cambió sustantivamente, con buenos porcentajes y ofensivas vistosas lo que rompió los esquemas fue la aparición de la defensa Pablo Lopez, esa que tanto rédito le dio al playero en los últimos años. Buen cerco reboteador, control de la pintura reduciendo a Freeman a su mínima expresión le permitió a Malvin sacar hasta 16 puntos.

Al segundo tiempo muy para el pesar de Hebraica volvió a la cancha Calvin Godfrey, quien había salido al minuto del segundo cuarto por una caída fea que le provocó una dolencia en el tobillo y no había vuelto a entrar. Con él entró una parte importante de la muralla de Lopez en defensa, y en ataque una variante a Hatila para jugar el pick and roll, que se hizo indefendible para Macabi. Sin posibilidad por momentos de siquiera pisar la pintura, la único que intentaba mantener a los de Zylbersztein en partido era la bola de afuera de Izaguirre o de Garcia Morales, pero a cada triple de Macabi le caía una respuesta de Malvin. Cabot terminó clavando seis bombas de afuera, Mazzarino cuatro y Santiso dos desde la banca. Al playero le salió todo, pero orgullo mediante, el bicampeon mantuvo a Garcia Morales y a Hicks en cancha para intentar reducir la ventaja, hasta que la bestia salió por quinta a falta de 45 segundos. Recién ahí Macabi dio el partido por perdido.

UNO x UNO

HEBRAICA

Zanotta (3): No fue su noche, sufrió a Cabot de los dos lados. Garcia Morales (7): Fue de menos a más, en el primer tiempo perdió muchas pelotas pero terminó siendo el mejor. Hicks (4): Fue el blanco de los extranjeros de Malvin en defensa y se lo devoraron. Izaguirre (6): Aportó en ataque, pero no pudo con los extranjeros en defensa. Freeman (5): Voce vai sonhar com Hatila. F. Medina (5): Entró a tirar y metió. Aguilera (5): Fue el sexto hombre pero faltó a la cita. La diferencia física con los extranjeros de Malvin le pasó factura. Zuvich (5): Otro que tire y pegue, no pudo con los tres mosqueteros. O. Medina (6): Buenos minutos en la conducción, dio aire en ataque y robó un par de pelotas en defensa. Girbau y Viotti (-): Segundos en cancha. Zylbersztein (7): No se le puede reprochar nada, lo buscó, rotó y jamás se entregó. Se enfrentó a una maquina.

MALVIN

Cabot (9): Partido perfecto. Inteligente en la conducción, jugó e hizo jugar, fue el goleador con 24 y repartió 7 asistencias. Mazzarino (8): Incansable, por momentos LGM lo corría de atrás, logró frustrarlo. Galloway (8): Un perimetral de 2,01 tiene que hacer la diferencia y lo hizo. Aportó de los dos lados. Godfrey (8): Una maquina de anotar, 71% en tiros de campo y casi un punto por minuto. Passos (10): Enorme. Lo que gravita en la pintura no se puede describir. Y para colmo en ataque no erró un solo tiro, partido perfecto. Santiso (7): Pudo acoplarse al ritmo frenético de su equipo, fue importante con bolas de afuera. Souberbielle (6): El más discreto en lo que fue una sinfónica. Pomoli, Diaz y Metzger (-): Pocos minutos en cancha. Lopez (8): Encontró lo que buscaba en sus extranjeros y ensambló un maquina de gran defensa y ataque arriba de 100 puntos.

_______________________

Lo destacado

El tridente generado por los dos extranjeros de Malvin y Hatila Passos. Las torres gemelas + 1, la muralla de López, llámenles como quieran, pero lo que hicieron esos tres en Tabaré fue de locos. Lo que significa Hatila para el juego interno del basquet uruguayo no es novedad, a eso hay que sumarle la tarea de Calvin Godfrey. Ambos fueron los culpables de controlar a Freeman y cercar la pintura playera. Y por si fuera poco, ese permiteral de 2,01 como lo es Kevin Galloway permitió que Malvin cerrara una defensa casi perfecta. Hatila terminó entre otras cosas con 11 rebotes y 3 tapas, Godfrey con 23 puntos y Galloway con 10 asistencias y 3 tapas más. Los tres mosqueteros de López se lucieron.

Lo distinto

Los primeros dos minutos. Era un partido donde nos imaginábamos ver de lo mejor que se puede ver en cuanto a basquet dentro de un gimnasio en Uruguay. Pero los dos equipos parecieron salir dormidos, cinco perdidas (3 de Macabi y 2 de Malvin), en su mayoría por mal manejo del balón, y muñecas frías (0/2 en tiros de campo para el playero y 0/1 para el hebreo), hacían que increíblemente un duelo entre dos candidatos siguiera 0-0. Por suerte para el basquet todo cambió, al punto que Malvin, pese a esos pésimos dos minutos llegó a los 100 puntos. El temor de fiasco en el paraiso, por suerte, duró poco.