Sidigas Avellino de Bruno Fitipaldo sacó un punto importantísimo ante Oostende de visitante, un rival directo en la lucha por quedar entre los cuatro mejores del grupo en la Basketball Champions League.

Nuevamente nuestro compatriota comenzó viendo el partido desde la banca. En los primeros minutos los locales dominaron el encuentro hasta tomar siete tantos de renta (13-6). Fitipaldo ingresó y aportó dos unidades y tres asistencias para que Avellino achicara la desventaja a 17-14 al finalizar el primer cuarto.

En el segundo parcial se mantuvo el score bajo y la paridad entre ambos equipos, con Mwema y Zerini liderando el goleo belga e italiano respectivamente. La diferencia fue de solo dos tantos para irse al descanso largo 31 a 29.

Los porcentajes siguieron siendo malos en el tercer periodo pero dentro de ese panorama los lobos se mostraron mejor para pasar al frente promediando el chico y poner un parcial de 16-7 que les permitió revertir y llegar al último arriba por 45-38.

El cuarto final arrancó como había terminado el anterior. Con Avellino manejando las acciones y ampliando diferencias. La ventaja llegó a ser de 11 (49-38) en los dos primeros minutos donde a pesar de no lograr sus goles Fitipaldo conseguía asistir a sus compañeros. El resto del periodo sirvió para que los italianos mostraran su superioridad y se aseguraran el punto por 61-51.

Bruno Fitipaldo terminó con 4 unidades (1/8 en tiros de campo), 7 asistencias y 3 rebotes en 30 minutos en campo.