Urunday Universitario venció tras alargue a Hebraica y Macabi por 102-95 en un partidazo y ahora es el único invicto del Clausura.

Resumen del partido

Buen marco de público en la calle Brito del Pino para el encuentro entre los dos invictos que tenía hasta el momento este Torneo Clausura. El primer tiempo inició parejo, diez minutos para cada lado, destacándose Hicks y Zanotta en el local, mientras que el verde supo traerlo con lo hecho principalmente por Elliot.

Urunday entró abajo al entretiempo por dos y supo pasar por primera vez en el tercer cuarto, con Elliot que siguió siendo el abanderado con bombas y fue abastecido por una defensa intensa sobre la primera línea, lo que le permitió correr la cancha y anotar puntos fáciles. Sin embargo, Zylbersztein con García Morales en el banco, que había sido bien controlado, supo empatar con puntos de sus internos de cara al último descanso.

Paridad absoluta en el último cuarto en un partido caliente y conversado, en el que el juego interno de ambos equipos fue lo destacado en ataque. Romero y Freeman afuera por quinta diezmaron a ambos planteles en la recta final de un partidazo para el infarto. No se dieron tregua, cambiaron gol por gol, Hicks fue quien tiró del carro por Hebraica, el juego interno estudioso mantuvo todo igualado para que los nervios y el calor crecieran en la casa del Indio. El verde encontró aire con terrible bomba de Elliot a 31 segundos del final para sacar tres, en una pelota que rescató Morena cuando parecía que era pérdida para la visita. Cuando todo parecía cerrado porque los de la Avenida Suárez habían sacado cinco, llegó un triple larguísimo de Leandro y ante un libre errado por Craig, Boston, de la esquina empató el partido en 82 con un bombazo para llevarlo a alargue, debido a que Elliot no pudo anotar en la última con cuatro segundos para el cierre.

Boston con la confianza por las nubes comenzó siendo figura en el suplementario, puntos, rebotes y buenas defensas para que su equipo sacar dos posesiones de renta. Pero en un partido cambiante por donde se lo mire, Urunday tuvo su reacción. Para no desentonar con los morenos, Morena puso dos bombas que le volvieron a dar vida. Young en el juego interno volvió a ser determinante y los de El Prado lograron siete de renta a 1:39 del final (96-89). Leandro volvió a ponerle interrogantes a la noche, un triple, un doble y falta llevaron la diferencia a uno con mucho por jugar todavía. Pero apareció nuevamente el jamaiquino, que tuvo un cierre soñado para que los de Da Prá, después de mucho sufrir, mantuvieran el invicto en el Clausura.

UNO x UNO

HEBRAICA

Zanotta (5): Gran primer cuarto, después bien controlado. García Morales (7): 37 minutos con más malas que buenas, brillante en los cierres con un triple de antología con sello de fábrica. Hicks (6): Inició bien, de a poco se fue del partido. Izaguirre (4): Muy poco aporte. Freeman (5): Bien desde el juego de cortinas, le faltó un poquito más. Aguilera (5): Correcto cuando ingresó, le dio aire al plantel. Boston (7): Un titán en el alargue que él hizo que se jugara. Zuvich y F. Medina (-): Poco en cancha. Zylbersztein (5): Por momentos supo anular a su rival, la rotación a veces le jugó una mala pasada, muchos minutos para Izaguirre que no estuvo en su noche.

URUNDAY

Romero (6): Cumplió su labor defensiva. Elliot (8): Un animal, mantuvo al equipo con vida en momentos difíciles. Álvarez (5): Con muchas ganas, asistió a todo lo que pasó por Tabaré. Young (8): El destacado. Craig (7): Regular, fundamental en los cierres. Soarez (6): Lucho y lastimó abajo cuando el equipo no anotaba. Morena (6): El bombero, cuando parecía quemarse la ilusión de Urunday, apareció con dos bombas para apagar el incendio. Suárez (4): Pasó desapercibido. Miller (-): Pocos minutos en cancha. Da Prá (7): Rotó bien al equipo, encontró soluciones desde el banco y propuso una buena defensa.

_______________________

Lo destacado

Kevin Young fue de menos a más. Determinante en el segundo tiempo y el alargue. El jamaiquino supo dañar abajo cuando Macabi se cerró a defender en la pintura y a partir de ahí le abrió caminos a Elliot. En el cierre, brillante. Se hizo fuerte en el rebote, anotó cuando la bola pesaba toneladas y fue seguro con los libres, 8/9 para él, después tiró dos anecdóticos afuera con el partido sentenciado.

Lo distinto

Una jugada que no se ve todos los días, un triple de Boston para estirar el juego al alargue. Triplicaron a García Morales y se la dio para que lanzara solo de la esquina. Sin dudas fue el más importante de los cinco que anotó en LUB desde 2013 a la fecha. Quizás no quede en el recuerdo por un triunfo Macabeo, pero sin dudas estará en la memoria del jugador que además se llevó el: “Olé, olé, olé olé, Jimmy, Jimmy” de su hinchada. Un nacionalizado que derrocha carisma en la institución Hebrea.

Galería de Fotos