A los 17 años Mateo Giano tuvo la oportunidad de estar dentro del club que es modelo en formación de jugadores dentro de Latinoamérica. Tras retornar a Paysandú, el joven contó su experiencia a Básquet Total.

Como carta de presentación comenzamos pidiéndole a Mateo que se defina como jugador: “Soy base, zurdo, pero intento perfeccionar los dos perfiles. He mejorado mucho tanto la defensa como la parte física, y creo que el tiro es aún un punto a trabajar entre otras cosas.”

La posibilidad de ir a Bahía Basket surgió por contactos del club Touring de Paysandú, del cual es oriundo, y su familia lo apoyó para embarcarse en esta enriquecedora experiencia. Sobre sus días del otro lado del charco, Giano contó: “Lo que más me impresionó fue la atención al detalle de cada jugador, ya sea en el entrenamiento como en la alimentación o el descanso.”

Sobre el juego en sí el base pudo analizar un poco las diferencias que encontró: “La gran calidad de jugadores jóvenes que tiene el equipo hace que siempre estés al máximo y eso te lleva a crecer. Se intenta hacer un básquet sencillo, rápido, con muchas posesiones pero también con buena lectura de juego.”

Si bien el plantel de Liga de Desarrollo del que formó parte entrena en horarios distintos al plantel principal, Mateo destacó la presencia de su coterráneo Parodi y también Gonzalo Iglesias: “Es bueno ver y estar cerca de jugadores de nuestro país que jueguen a ese nivel.”

Giano tuvo un pasaje por la Preselección U17 la temporada pasada que lo trajo a la capital, y luego tuvo buenos minutos en la Liga Sanducera con Touring. Sus próximos pasos serán aún en el litoral: “Pretendo terminar Secundaria en Paysandú, y mientras tanto seguir entrenando y adquiriendo conocimientos y experiencias como esta de Bahía para crecer como jugador.”

Por último, Mateo nos dejó sus sensaciones sobre lo que le dejó esta experiencia: “Me sentí muy contento porque fue una experiencia única, y para el corto tiempo que estuve aprendí mucho más de lo que pensaba.”