Enrique Elhordoy fue una de las figuras que tuvo Lagomar a lo largo del campeonato y en los encuentros ante Capurro apareció cuando más lo necesitaba su equipo. Basquet Total fue en busca de la palabra del interno tras la consagración como vice campeón de la DTA.

En los papeles, Lagomar era el candidato al ascenso directo pero se tomó el camino más largo: “Se cumplió con el objetivo que era el ascenso y estoy muy contento con eso por el grupo que se formó y el torneo que hicimos aunque realmente quedamos sumamente doloridos por no haber podido lograr el campeonato que era el gran premio pero aun así juntamos fuerzas para concretar lo que hoy estamos festejando”.

Los de la Costa de Oro no habían perdido en todo el año pero cayeron en el juego definitorio con Olivol Mundial lo que los obligó a jugar playoff: “Fue un campeonato muy raro, si bien Olivol Mundial hizo un torneo brillante ya que por algo salió campeón, nosotros llegamos invictos a la última fecha y perdimos y así se nos fue el título, sin posibilidad de revancha y sin invicto. Eso realmente cala muy hondo y te obliga a replantear como es el campeonato, es algo muy extraño y que pocas veces se da”.

Ajustar los objetivos era fundamental para recomponerse, y el verde lo hizo bien: “A partir de ese momento, el premio que teníamos era subir y no es algo para despreciar. Este club venía buscando el ascenso hace varios años si bien yo estoy hace dos, estoy conforme con este resultado y muy satisfecho por el equipo y el club que se lo merece por todo lo que crece”.

Este año tocó doble ascenso para el interno: “Estoy muy contento con este año deportivo ya que logramos doble ascenso, con Sayago y con Lagomar”.

Cuando su equipo lo necesito, Elhordoy respondió: “Hoy aparecieron los triples y mis puntos cuando el equipo más lo necesitaba lo que me tiene muy contento”.

Para finalizar, “Quique” dedicó el triunfo: “Esto se lo quiero dedicar a mis hijos, mi mujer y toda la gente de Lagomar que acompañó todo el año”.