Rodrigo Cardozo, el pibe de la casa, fue la figura del ascenso de un Lagomar que muestra crecimiento institucional y jugadores jóvenes que crecerán en El Metro.

Si hay un punto en común en todos los intentos de ascenso de Lagomar, es la presencia de Rodrigo. Pero además de cambiar varios nombres a su alrededor el “pibe” se convirtió en hombre para darle el ascenso a su club.

En el verano de 2013 Lagomar jugaba Liga Uruguaya y el “Rusito” comenzaba a llamar la atención, lo cual lo llevó a jugar el Metro con Larre Borges. Su actuación en el cuadriculado lo catapultó a Olimpia para la LUB donde tuvo momentos más que interesantes.

En el 2014 volvió a Lagomar con objetivo de ascender. Las vueltas del deporte quisieron que ese premio, que un par de veces pareció tan cerca, no se lograra. Rodrigo jugó la primera parte del año pasado en Miramar y de este en 25 de Agosto, pero siempre volvía a su casa en busca poner el verde en segunda.

Y cumplió. Y no como uno más, sino como figura. El “5” fue doble-doble muchísimas veces, y para que no queden dudas en los partidos ante Capurro anotó 18+11 en el primero y 21+16 en el segundo y definitivo. Una bestia. El hombre de la casa, el que hizo creer a los más jóvenes que se puede dar el salto desde la Costa.

En este mismo sentido, el “Lago” tuvo dos “pibes” con destacados minutos en esta DTA, a los que seguramente El Metro les dará una excelente oportunidad de desarrollo. Martín Larrea y Juan Pereyra son parte real de este ascenso y de una institución que ha crecido a nivel de Formativas.

Si de institución hablamos vale nombrar también a Fabián Cabrera y Aurelio Borsani, que además de su rol dentro de la cancha en Primera, son entrenadores de los más chicos en el club. Completamos esta línea con Bernini, también integrante del cuerpo técnico de Formativas que fue asistente de Sande en el primer equipo.

Rodrigo es el símbolo de Lagomar. Emblema del desarrollo del club, ejemplo de los más jóvenes. Lo institucional ayuda. Sin dudas, el verde de la Costa había crecido mucho antes de lograr el ascenso.