Capurro recibe como local a partir de las 21.00 a Lagomar que de ganar jugará El Metro en el 2018.

El rojo y negro sabe que no tiene mañana, el equipo de Manicera se encuentra en desventaja 0-1 y debe ganar como sea para forzar un tercer juego. Para esto debe hacer un partido inteligente, repetir alguna actuaciones del encuentro pasado y que su figura Andrés Jones tenga una noche muy buena. La localía y mantener la línea de juego son algunas de las claves del capurrense.

Por su parte el equipo de la costa llega con la idea de cerrar un año casi perfecto. Con un quinteto que sale de memoria y con cinco jugadores de clase para la divisional van por el ascenso. Los de Gustavo Sande necesitan de que la dupla de hermanos de Nicolás y Javier Álvarez confirmen el buen campeonato jugado para liquidar la serie. Cococho está en duda.

Los juego entre ellos fueron favorables para Lagomar en las tres oportunidades. En el Clasificatorio 68-59 de local, en la segunda fase 79-78 como visita y en Play Off 91-79 de local.