Lagomar venció a Capurro en la primera final por el segundo ascenso en casa. Tras un primer tiempo adverso, el ingreso de Enrique Elhordoy fue clave para dar vuelta el juego y Básquet Total fue tras su palabra.

“Realmente veníamos en un mal momento. El equipo había arrancado muy bien el partido, pero desde mi punto de vista, se fue cansando en una noche muy calurosa y empezamos a bajar un poco el rendimiento, además que Capurro empezó a hacer mejor las cosas. Por suerte se dio, que el ingreso mío y de otros compañeros, ayudó a cambiar un poco el rumbo de como venía el partido, así que contento por eso”, comenzó diciendo acerca de su ingreso.

En la segunda parte fue donde Lagomar pudo cerrar el partido y acerca de esto comentó: “En el segundo tiempo estuvimos más acertados. Mejoramos defensivamente también, pero hubieron varios aspectos ahí. No hubo una jugada mágica que cambiara. Mejoramos muchas cosas, pequeñas de repente, y eso sumado, determina que Lagomar haya podido ganar hoy”.

Quique destacó el cambio del equipo a la hora de atacar la zona, después de perder con Urupán: “Estábamos en un debe atacando contra zona. Cuando las cosas no te salen tu cabeza empieza a trabarse, ves la zona y las cosas se te hacen cuesta arriba. A partir de ese partido con Urupán, que perdimos de buena manera, empezamos a poner más acento en eso. Hoy en día no nos preocupa tanto que nos marquen en zona, movemos un poco mejor la pelota, tenemos un poco más de paciencia, seleccionamos mejor los tiros. Ya el partido pasado con Urupán lo demostramos, que ellos defendieron casi todo el partido en zona y pudimos llevarnos el triunfo. Hoy Capurro también defendió gran parte del partido en zona y pudimos salir también a alcanzar la victoria”.

Respecto a la serie dijo: “Esperamos cerrarlo el viernes próximo, pero el partido ahí en Capurro en cancha de ellos es muy duro, ya lo vivimos, ganamos el partido anterior que jugamos contra ellos en la última pelota un partido dificilísimo. Va a ser una final realmente, Capurro no va a dar pelota por perdida, no nos va a entregar el ascenso de forma sencilla. Creo que vamos a tener que trabajar mucho, estar muy enfocados y con la expectativa y la esperanza de poder cerrar la serie el próximo viernes”.

Por último, destacó la importancia de mantener el invicto en su cancha, donde en el peor de los casos definirán ahí el ascenso: “Eso para nosotros es muy importante. El hecho de saber que en el peor de los casos tenemos un nuevo partido en nuestra cancha es un respaldo muy importante. La idea igual, es no pensar en eso y pensar que el viernes tenemos que ir a todo por el todo. Pero sin lugar a duda, jugando de local nos hacemos muy fuertes, nos ha ido muy bien siempre, no hemos perdido. Si bien hemos perdido muy pocos partidos en el año, en nuestra cancha nos hemos hecho fuertes siempre. Siempre hemos marcado buena diferencia, tenemos buenos porcentajes, así que es una seguridad, una tranquilidad tener un partido extra, pero la idea es no descansarnos en eso y poder cerrarlo el próximo viernes”.