Lagomar superó a Urupán en la Ciudad de La Costa y de esta forma consiguió meterse en la final por el segundo ascenso a El Metro donde se enfrentará a Capurro. La noche del jueves fue la noche de los Álvarez, ambos figuras del partido y luego del mismo Básquet Total dialogó con Nicolás.

Cocochito comenzó expresando la alegría de haber vuelto al triunfo y continuar en la pelea por el segundo ascenso: “Esto es lo que buscamos. Ya fuimos por el primer ascenso y no se dio, pero bueno, ahora yo creo que lo merecíamos, no por ellos, que demostraron ser un gran equipo, sino que más por lo que hemos demostrado a lo largo del campeonato y lo que hemos jugado. Hubiera sido una lastima quedar en semifinales, pero por suerte jugamos inteligente, lo hicimos bien y pudimos sacar el triunfo”.

Álvarez dedicó unas palabras al momento por el que pasaba Lagomar, que no llegó al choque del jueves en su mejor momento: “Yo creo que los equipos comenzaron a leer bien cual era nuestro defecto, que claramente fue la zona. Esta semana la trabajamos muy bien y hoy quedó demostrado que pudimos jugar bien. Creo que en los partidos anteriores los otros equipos nos sorprendieron, y después cuando se corre la bola de que nos cuesta la zona todos nos marcan así. De todas formas hoy demostramos que jugando tranquilos y jugando bien el equipo responde y lo pudimos sacar”.

Finalmente se mostró contento por el partido realizado tanto por él como por su hermano aunque eligió destacar el juego colectivo: “Por suerte hoy se dio el partido así, pero yo quiero resaltar sobre todo al equipo. Cada uno hizo su trabajo, Manzana (García) en la conducción, lo que fue Rodrigo (Cardozo) adelante y atrás, Carvidón abajo y también asistiendo o buscando su gol y atacando el rebote. Cada uno buscaba su gol, los que entraron desde el banco también, con Javi (Alvarez) tiramos muchas más bolas pero son partidos, a veces aparece uno y otras otro. Lo inteligente es leer cuando alguno está encendido, sea el que sea, buscarlo a él”.