Álvaro Ramírez, un interno que supo defender varias casacas de nuestro básquetbol como Unión Atlética, Cordón, Verdirrojo, Aguada, Olimpia y Urupan, continúa jugando ahora en los veteranos donde se consagró campeón de la categoría +40 con Defensores de Maroñas. Tras el título, Básquet Total fue en busca de la palabra del 10 del elenco de la calle José Belloni.

“Después de un largo año y tras varios años sin poder ganar este título de +40 por fin se nos dio. Veníamos ganando siempre en +35, esta temporada perdimos esa final pero logramos esta otra”, comenzó diciendo.

Para el “Defe”, esto era una revancha y se querían sacar la espina de la derrota en +35, “Veníamos al revés, años anteriores nosotros ganábamos en +35 y ellos en +40, este año cambio la cosa”.

Ramírez sigue compitiendo a pesar de en 2011 haber dejado la actividad profesional en Verdirrojo, “Lo bueno es que con 43 años podés seguir jugando con una intensidad que nos parece que fuéramos gurises, pero seguramente debe ser lentísimo vernos jugar al básquetbol. A nosotros nos parece que corremos más rápido que Mazzarino”.

La Unión de Veteranos de Básquetbol, a través de las diferentes movidas que tiene plantea justamente que sigan en competencia los ex jugadores, “La puntería y la calentura crecen con los años, sobre todo hacía los jueces porque ya no se pueden hacer cosas que hacíamos cuando éramos más jóvenes, siempre se agarra para la protesta pero hay que tener presente el respeto y la buena onda así no hay problema”.

A pesar de no competir a nivel de primera división, Defensores de Maroñas es un club que se destaca en su trabajo de formativas y de veteranos justamente, además de que ahora mejoró su gimnasio. “Es un lindo laburo que venimos haciendo en el club, tanto con los veteranos como con las formativas, es una institución que va por buen camino y hay que seguir estando ahí para darle para adelante”.

Lo fundamental en todo esto es la amistad y así lo definió Ramírez, “Hoy comparto cancha en contra y a favor con gente que conozco hace 25 años y eso es admirable”.