Urupan venció a Yale 88-73, dio vuelta la serie y logró a su vez avanzar a la siguiente ronda en busca del ascenso a El Metro donde se medirá ante Lagomar.

El encuentro fue arbitrado por Daniel Borio, Diego Gómez y Álvaro Da Rosa quienes realizaron una buena tarea en líneas generales.

Poco marco de público en el gimnasio Héctor Novick del club Montevideo para recibir un partido que en los papeles prometía, el que ganaba seguía en carrera y el que perdía le decía adiós a la temporada.

Yale que ofició de local y con Leandro Figueroa en la conducción técnica inició con Juan Trombotti, Facundo Roselli, Andrés Rodríguez, Agustín Martínez y Luis De León. Nuevamente fue baja Matías Guerra quien se encontraba en la tribuna con sus respectivos estudios médicos sobre rodilla y espalda que lo marginaron de la definición del campeonato. El elenco de Pando por su parte, al mando de Daniel Álvarez inició con Santiago De Gouveia, Federico Della Mea, Emiliano Suárez, Camilo Colman y Federico Ledanis.

Borio impulsó la naranja al aire y la acción comenzó en la calle Porongos. El verde estaba mejor con el Fefo Della Mea con penetraciones varias y los buenos aportes del capitán Ledanis en la pintura. Yale abusaba del tiro de tres puntos sin mucha efectividad, de eso se aprovechaba su rival que tomaba varios rebotes, lo que le permitía correr la cancha y anotar de contra, también sacar faltas e ir a la línea. Allí se destacaron De Gouveia y Emiliano Suárez para lograr marcar diferencias. Lo mejor del elenco de Jacinto Vera pasaba por Martínez y De León pero la renta fue a favor de quien fue visitante por cuatro, 20-16.

En el segundo cuarto, los de la ciudad industrial encontraron su mejor juego, tomaban el rebote y atacaban rápido, las corridas de cancha eran imparables para los del Colo Figueroa y eso generó que la diferencia fuera de 13 puntos (36-27) a falta de tres minutos y monedas. El ingreso de Masner fue importante en los de la calle Gallinal ya que aportó en ofensiva puntos determinantes para que la diferencia fuera de ocho, 39-31 arriba Urupan.

Tras el descanso largo, Yale encontró su mejor juego, Santiago Burgueño clavó dos bombas consecutivas que sumadas a las de Masner y los goles del Luichi en la pintura le permitieron al conjunto de Jacinto Vera colocarse a un punto (50-49). El cansancio pesaba en un Urupan que lastimaba con sus hombres iniciales a cuenta gotas, sobre todo con Colman. El final del chico trajo imprecisiones por ambos lados, varias faltas, cortes y el juego perdió el dinamismo que venía teniendo en los minutos anteriores, los dos se alternaron al frente del marcador, pero la realidad era lo que se iba a reflejar al final ya que con doble del capitán Roselli en bandeja las cosas se empataban en 54.

En el último cuarto nuevamente Burgueño sacó la cara por el equipo con un triple, además los aportes de Roselli y De León en ataque fueron fundamentales para que Yale volviera a pasar al frente del marcador 64-58 y obligara a Álvarez a pedir minuto. Tras el minuto de tiempo, el conjunto canario reaccionó, encontró un gol de Della Mea en la pintura y luego un triple de Emi Suárez para colocarse a una bola (64-63) a falta de seis minutos. Urupan continuó dominando las acciones y encontró triples con De Gouveia y goles de contra de Colman que le permitieron pasar arriba en el tanteador. Figueroa pidió minuto pero las cosas no cambiaban en absoluto. A diferencia de partidos anteriores, Urupan tuvo muy buenos porcentajes y le salía de todo, lo que le permitió así cerrar el juego a su favor y sacar pasaje a semifinales donde se medirá con Lagomar.

La gran figura del partido fue Federico Della Mea con 22 puntos y 10 rebotes secundado por Santiago De Gouveia con 20 y 18 unidades respectivamente para Emiliano Suárez y Camilo Colman.