La Copa de Oro de la categoría +40 del Maxi Básquetbol llegó a su fin y Defensores de Maroñas se sacó la espina tras haber caído en +35 y venció a San Telmo Rápido Sport por 91-82. A primer ahora, Miramar venció a Naútico en un atípico partido por 65-49 y se subió al podio con la medalla de bronce en el pecho.

Si bien el juego estaba fijado para las 20.00 horas, varias demoras por parte del elenco de Carrasco y Punta Gorda hicieron que iniciara casi media hora más tarde y se jugará a reloj corrido. Los del Barrio Belgrano contaban con un plantel más extenso que su rival de turno que comenzó jugando con cinco jugadores y con el correr de los minutos llegaron dos más para ponerse los cortos y saltar al rectángulo de juego. Destacada actuación de Diego Ortíz y Álvaro Aunchayna quienes además de una gran labor arbitral se bancaron como campeones el inicio tarde del juego cuando perfectamente se podía haber dado por vencedor a Miramar.

En el primer tiempo, el “Monito” arrancó con el pie en el acelerador y de la mano de Martín Santiello y el “Caballito” Ariel Lambert marcó la cancha. Naútico estaba muy entreverado, Nicolás Arregui era lo más claro pero cuando intentó meterse en partido apareció un intratable Lázaro Castro en la pintura para que quien oficio de visitante se fuera arriba 25-13.

En el segundo cuarto, el “Galgo” Marcel Plass y Roberto Salvia con triples sentenciaban el partido prácticamente. Miramar jugaba espectacular en forma colectiva, hacía que su rival se cargara de faltas cosa que lo favorecía debido a que solamente presentó siete jugadores en la lista. El letal parcial de 17-5 generó que el electrónico reflejará un 42-18 a favor del elenco de la calle Santiago Gadea.

Ya en el tercer cuarto y el último las cosas no cambiaron si bien Sergio Pizzorno junto al Seba Martínez y algunos chispazos de Fabián Triver y Wilde Díaz buscaban la reacción, nada era posible porque a los dirigidos por Andrés Arruda les salía de todo y terminaron cerrando el juego a su favor en cifras de 65-49.

De esta manera Miramar salió tercero en la Copa de Oro de +40 y así se conformó el plantel: Roberto Hernández, Martín Santiello, Lazaro Castro, Luis Mariño, Roberto Salvía, Christián Pimienta, Massimo Diselgni, Gabriel Fleitas, Abel Lamebrt, Sergio Modernell y Marcel Plass. DT: Andrés Arruda.

A segunda hora estaba el plato fuerte, la gran final que volvía a enfrentar a los finalistas de +35, San Telmo Rápido Sport y Defensores de Maroñas se volvían a ver las caras en esta instancia.

El encuentro fue arbitrado por Diego Borghini y Joaquín Silvera de gran tarea.

Los de la calle Cardal que oficiaron de local, iniciaron con Aníbal Sgorlo, Jorge Cabrera, Fabián Romero, Renzo Cianciarullo y Diego Castrillón. Por su parte, la visita lo hizo con Ciro Pastrana, Osvaldo Martínez, Álvaro Ramírez, Gastón Tanco y Rubén Olivera.

De aranque el Defe colocó un parcial de 8-2 con Ramírez y Olivera como destacados, sin embargo con el correr de los minutos el elenco del Santo se fue afianzando en la cancha. Los triples de Castrillón y la buena conducción de Sgorlo aportando asistencias y goles le permitieron arrimarse en el marcador, sobre el final una buena jugada de Jorge Cabrera determinó que San Telmo Rápido Sport se fuera arriba por uno, 19-18.

En el segundo cuarto, Defensores de Maroñas cambió la cara, el ingreso de Carlos Medina en la conducción fue fundamental, se entendió a la perfección con Ciro Pastrana y además encontraban a Ramírez, Martínez y Guzmán Arregui en la pintura que lastimaban mucho.El celeste entró en un saco de nervios, se cargaba de faltas y protestaba mucho, lo que hacía que el conjunto negro fuera a la línea varias veces y así se fuera arriba por 17 unidades, 45-28.

Tras el descanso largo, el visitante continuó dominando las acciones de juego con Arregui y los buenos aportes de Pastrana, el ex Goes fue una pieza fundamental del equipo y a puro triple lograron abrir una renta de 22, (50-28) a falta de más de siete minutos para empezar a teñir la final de negro y blanco.

Defensores buscaba con Federico Cabot más lo que aportaba el Lato Carro con su experiencia en defensa y tomando rebotes pero las cosas parecían no cambiar. El partido se hizo cortado, muchas faltas y algún que otro individuo dejó las instalaciones de la Unión de Veteranos pero la realidad marcaba que el Defe seguía arriba por 20, 71-51 al frente a falta de 10 minutos de juego.

En el último cuarto, los dirigidos por Rodrigo Riera buscaron la reacción que apareció a cuenta gotas justamente con el riverense a la cabeza que clavó triples. Cianciarullo en la pintura lastimaba y Sgorlo se destacaba hasta que salió por quinta falta. A pesar de la arremetida del Santo, los de la Avenida José Belloni continuaron al frente en el marcador, los aportes del ex Stockolmo Medina fueron letales en este cuarto para mantener la diferencia y cerrar el juego a su favor por 91-82.

El plantel del campeón estuvo compuesto de la siguiente manera: Jorge García, Ciro Pastrana, Jorge Señorans, Carlos Medina, Álvaro Ramírez, Julio Castro, Gustavo Romero, Gastón Tanco, Osvaldo “Tato” Martínez, Rubén Olivera, Guzmán Arregui y Luis Vázquez. DT: Gerardo González.