Plaza de Nueva Helvecia derrotó 63-61 en un vibrante partido a Deportivo Paysandú, e hizo valer su ventaja deportiva para meterse en semifinales, donde enfrentará a Capurro.

Lindo marco de público en Miramar, como suelen marcar los partidos del Paysa, mucha bandera, mucha gente y mucho aliento para el equipo que oficia de local en casa de los Monos. Buena cantidad de gente helvética también, para ver a un equipo que viene creciendo y se ilusiona con seguir avanzando en busca del segundo ascenso.

Entretenido arranque, pero muy entrecortado, los celestes jugaron mejor colectivamente, lo que les permitió encontrar tiros sueltos en ataque, mientras que los de Blazina fueron más en base a individualidades. Crócano en el bajo, fue lo que le dio a Paysandú ventaja de uno (14-13) al término de los primeros 10 minutos.

Inicio parejo de segundo cuarto que destapó Curbelo con terrible bombazo. Un partido muy pitado, lo hizo caliente y de revoluciones más bajas que lo que venía siendo el primer chico. El partido se tornó aburrido, muchas veces los jugadores a la línea, los dobles aparecieron en cuenta gotas, pero esto lo aprovechó la visita, que con González incomodando en el bajo llegó a empatar el partido. Sin embargo, tras seis minutos sin poner puntos de cancha, Carril convirtió un doble difícil de la esquina y un bombazo de Curbelo cuando su equipo sacaba con un segundo para el entretiempo, de costado, le permitió a los de la calle Emilio Raña, irse al frente arriba por 4 al entretiempo (27-23).

Plaza dio vuelta el score rápidamente con un 11-4, con nueve de Carabajal. Sin embargo, bombas de Blazina y Carril volvieron a poner al frente al local. Otro triple de Rodrigo volvió a aumentar la ventaja, pero como lo fue la tónica del chico, el Talla, puso un doble y falta en el final para achicar a un doble de cara al último descanso (43-41).

Triple de Tolmero de arranque, puso a los de Hernández al frente por uno. Con penetraciones hacia el aro, los celestes supieron sacar tres jugadas de doble y falta con las que abrieron diferencia de siete. Tolmero fue imparable en la primera mitad del chico, cuando penetró al aro no lo pudieron contener. Pero Paysandú empujado por su hinchada fue fuerte en defensa atrás y en ataque supo anotar. La quinta de Blazina que venía siendo importante no le hizo bajar los brazos a los de La Blanqueada que en un par de ofensivas igualaron en 59. Un doble y falta de González le dio un triple de renta a su equipo, Rama supo descontar para ponerse a uno, pero un nuevo libre del pivot le permitió a los helvéticos dos de ventaja otra vez en los segundos finales. Fallos por ambos lados dejó la última pelota en manos de Parreño, que en corrida de cancha intentó una bandeja pasada de aro, pero fue afuera y González se quedó con el último rebote en una lucha titánica.

Colonia pone a su equipo en semifinales, lo festejó la gente que se arrimó que no pierde la ilusión por el ascenso. Párrafo aparte, el reconocimiento al Paysa, que en su despedida del torneo, la gente ovacionó al plantel que se entregó al máximo para casi revertir un score adverso en los minutos finales.

Los puntos más altos en Plaza estuvieron adentro, Carabajal y González anotaron 15 cada uno, este último además, sumó 14 rebotes. También, buenos aportes de Tolmero y Lado que anotaron 14 (8 en el último cuarto) y 11, respectivamente. En el local, Martinis hizo 14 puntos, seguidos de los 12 de Blazina.