Baskonia venció como local a Unicaja Málaga y cosechó su quinto triunfo en Euroliga. El uruguayo Jayson Granger tuvo pocos minutos en cancha, ya que en los últimos días había sufrido una lesión en su tobillo izquierdo.

El encuentro disputado en el Fernando Buesa Arena de la ciudad de Vitoria, presentó un comienzo netamente favorable al conjunto local, que con dos triples consecutivos del escolta francés Rodrigue Beaubois, conseguía colocar un rápido parcial de 8-0. El elenco visitante intentaba reaccionar de la mano de los serbios Dragan Milosavljevic y Nemanja Nedovic, que aprovechaban un par de robos en primera línea para explotar el contraataque. Sin embargo, los vascos tuvieron un primer cuarto casi perfecto, con altísimos porcentajes, que les daba la chance de abrir una diferencia de 15 puntos (27-12). Con el correr de los minutos, los malagueños se fueron acomodando en el partido, siendo importante para ello los aportes desde el banco de suplentes de Sasu Salin y Adam Waczynski, que fueron fundamentales para que su equipo pusiera un parcial de 24-14 en el segundo periodo. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 41 a 36.

En el arranque de la segunda mitad se pudo observar un trámite sumamente equilibrado, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. Los dirigidos por Pedro Martínez buscaban hacerse fuertes en el perímetro a través de Janis Timma y Jayson Granger, mientras que los de Joan Plaza continuaban teniendo a un encendido Waczynski, que desde más allá de los 6.75 metros era infalible. Promediando el último periodo, con un par de anotaciones de los internos Tornike Shengelia y Johannes Voigtmann, los de Vitoria lograban sacar una renta de nueve unidades (79-70), que era lapidaria para las aspiraciones de un Unicaja, que remó durante todo el encuentro, pero que sobre el cierre del mismo se quedó sin combustible. Finalmente, el equipo locatario se llevó el triunfo por 88 a 82 y de esta manera cosechó su cuarta victoria en sus últimas cinco presentaciones por Euroliga, que lo dejan con un récord de 5-6.

En el ganador se destacó la actuación del letón Janis Timma, que encestó 24 puntos (5/9 triples), bien acompañado por Tornike Shengelia con 12 tantos y 6 rebotes. Por el lado del perdedor, el polaco Adam Waczynski terminó como máximo anotador con 25 unidades.

El base uruguayo Jayson Granger que en la previa había sido duda por un fuerte esguince en su tobillo izquierdo, terminó disputando un total de 13:33 minutos, en los cuales convirtió 6 puntos (1/4 triples, 1/1 dobles y 1/1 libres), repartió 3 asistencias, perdió 1 balón y recibió 2 faltas, para una valoración de 4.

El próximo juego del Baskonia por el torneo continental será dentro de ocho días, cuando tenga que visitar en Estambul al Anadolu Efes. Mientras que por el torneo local volverá a tener actividad el sábado, cuando en su casa reciba al Bilbao Basket.