Juventud de Las Piedras derrotó a Montevideo 73 a 72 en la última bola del juego, en donde Diego Pratto se lució con un doble y foul que le terminó dando el encuentro al conjunto pedrense.

Poca gente en las tribunas de Olivol Mundial pero cosas importantes dentro del rectángulo de juego hacían que el cotejo lograra un interés especial. Ausencia de gol por un minuto pero la efecividad dijo presente luego de la primera vuelta al reloj. Destellos de Diego Andrade y Agustín Lado por el lado pedrense y el juego colectivo predominaba en el rojo del mercado. La paridad dijo presente durante todo el período y Montevideo terminó arriba 20 a 18.

Marcelo Santos y un triple desde el banco generaba que la renta aumentara. Germán Vergara entró al rectángulo de juego y su ingreso le dio goles al conjunto pedrense. Con más ganas que ideas, ambos planteles mostraron un juego poco vistoso pero certero por momentos. Juan Savariz intentaba dejar otra imagen sobre el final y se cargaba el equipo a sus hombros para mantener la renta obtenida en el comienzo del cuarto. Una serie de errores del equipo rojo permitieron que el conjunto anaranjado se acercara, pero a pesar de eso la institución de la calle Porongos se fue al descanso largo ganando 38 a 34.

Un rápido 4-0 igualaba las acciones en la Bombonerita. Una serie de errores e imperfecciones pedrenses provocaron que Montevideo entrara en juego nuevamente. Mauricio Parra llevaba las riendas del conjunto de Delgado y Maximiliano Bo empezaba a ser gravitante en la zona pintada. Al ser un juego de rachas el partido no se quebraba para ninguno de los dos lados. Juventud tuvo un bajón y su rival logró sacar hasta nueve puntos de diferencia pero a pesar de eso el cotejo no se balanceaba para el rojo. El partido entró en una meseta producto de la cantidad de faltas cometidas y por momentos se luchaba más de lo que se jugaba. En los minutos finales creció el anaranjado de la mano de Diego Pratto y se puso en partido. Entraban a jugar el último periodo 55 a 54 a favor del rojo.

Las anotaciones escaseaban sobre el comienzo del cuarto. Los equipos no se sacaban diferencias y en cuatro minutos del período estaban en tres unidades encestadas por lado. Las principales figuras de ambas instituciones mantenían su regularidad y las alternancias en el marcador estaban a la orden del día. A falta de 1.26 las acciones estaban igualadas en 68 y el nerviosismo crecía en Millán y Sitio Grande. Juventud tuvo la oportunidad de sellar el partido en las manos de Couto pero Mauricio Parra robó el balón, fue cortado y Montevideo pasaba por dos a falta de 20 segundos. El último balón lo asumió Pratto y no solo encestó si no que además sacó la falta y abrochó el encuentro por 73 a 72 a favor de los pedrenses.