En la victoria de Trouville sobre Biguá, uno de los destacados fue el capitán, no por su goleo, pero si por colocar un triple que parecía sentenciar el juego que al final se hizo dramático. Estas fueron las palabras de Joaquín Izuibejeres.

Para Trouville fue un partido complicado, que había que ganar y lo consiguió: “La verdad que estoy muy caliente por el final y los libres que erré. Si el “Pica” metía esa bola íbamos a alargue. Por suerte pudimos ganar, fue durísimo, ellos estaban prácticamente igual que nosotros en la tabla y nos pudimos llevar el juego”.

“Cometimos muchos errores en el final en varios aspectos. Tenemos que estar más certeros a la hora de cerrar los juegos, sea en los libres o en las faltas también. Lo importante es que ganamos, porque había que ganar de cualquier forma”, dijo de los aspectos a corregir en partidos tan igualados.

Luego del parate el rojo consiguió dos victorias consecutivas para acomodar la situación deportiva: “Creo que fue un inicio de Liga raro, la obra del club nos hizo jugar afuera, arrancamos con un solo extranjero y la llegada de Todd (Brown) nos hizo muy bien. El extranjero nos ha demostrado que tiene potencial tanto ofensivo como defensivo, lo hemos acoplado bien y esperemos seguir por este camino de victorias”.