Urupán volvió al triunfo tras tres derrotas consecutivas al vencer a Capurro en calidad de visitante y Básquet Total fue en busca de la palabra del entrenador del elenco pandense, Daniel Álvarez.

“Sacamos un punto muy importante, sobre todo porque veníamos de tres derrotas consecutivas algo que no se había dado en todo el campeonato y en base a eso estuvimos conversando para volver a tener la mentalidad que teníamos, de ser el equipo que somos con nuestros defectos y nuestras virtudes que se ven en los partidos. Hoy el equipo jugó bien tanto en ataque como en defensa y cuando jugamos bien o hacemos las cosas de manera correcta, las posibilidades de ganar crecen y eso la verdad me tiene muy contento, sobre todo con el equipo porque es un grupo hermoso que entrenó mucho a lo largo del año. Este punto conseguido nos posiciona en un lugar importante pero de nada sirve haber ganado hoy si no ganamos el miércoles en Pando con Yale”, comenzó diciendo el DT.

A pesar de no ser un plantel extenso, Álvarez se las ingenia para la rotación: “Sabíamos de antemano el tema de la rotación, hoy por ejemplo por lesión no tuvimos a Federico Ledanis de arranque y comenzó jugando un juvenil como Iván Vega que jugó muy bien al igual que Rodrigo Pochelú y Sebastián González que tuvieron buenos minutos y cumplieron. De a poquito vamos a ir alargando el plantel, pero nos ha pasado que todos los juegos fueron cerrados y eso hace que sea difícil darle minutos a gente sin experiencia”.

Con el correr de los minutos Urupán se fue afianzando en la cancha hasta sacar buena diferencia y cerrar el partido: “Después de empatar y pasar manejamos el partido lo cual era algo que teníamos en el debe. El problema es que en esta divisional vas ganando por 10 o perdiendo por 10 puntos en 4 o 5 minutos y hoy sin embargo sacamos la diferencia, jugamos bien y un gran mérito que tuvo el equipo fue mantener esa ventaja durante todo el juego algo que no es poca cosa”.

El trabajo que vienen realizando en el conjunto de la ciudad industrial es admirable: “Estamos muy contentos con nuestro trabajo porque se cumplieron casi que todos los objetivos que nos planteamos al principio. El volver a jugar en primera es muy gratificante y ahora con este punto conseguido que nos vuelve a dar la posibilidad de estar lo más arriba posible estamos muy contentos porque fue una de las metas que nos pusimos a principio de año. En el club todos están felices con las formativas también. Estamos cansados porque arrancamos el primero de febrero pero estamos con muchas ganas, sabemos que queda poco y vamos a darle lo mejor a Urupán para que pueda posicionarse lo más arriba posible”.