Fenerbahce venció como visitante a Baskonia por la 10° jornada de la Euroliga. El equipo del uruguayo Jayson Granger cortó una racha de tres triunfos consecutivos en el torneo continental.

El encuentro disputado en el Fernando Buesa Arena de la ciudad de Vitoria, mostró un comienzo bastante interesante, en el cual ambos equipos intercambiaban ataque por ataque, sin sacarse diferencias en el marcador. El conjunto local lastimaba en la pintura a través del letón Rinalds Malmanis, mientras que el elenco visitante dañaba en la misma zona por intermedio de Ahmet Duverioglu y Jan Vesely. De la mano de los lanzamientos exteriores de Janis Timma, el equipo vasco pudo colocar un parcial de 11-0 en el cierre del primer cuarto, que les daba la posibilidad de abrir una ventaja de diez unidades (25-15). Como era de esperar, con el correr de los minutos, el actual campeón de la Euroliga se fue acomodando en el partido y con un rápido 15-5, conseguía equilibrar las acciones. En dicho pasaje fueron importantes los norteamericanos Brad Wanamaker y James Nunnally, que aportaban gol desde el perímetro. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 41 a 37.

En el arranque de la segunda mitad se pudo observar la mejor versión de los dirigidos por el serbio Zeljko Obradovic, que realizaron un gran trabajo en el costado defensivo, que lo complementaban en ofensiva con los buenos minutos desde el banco de suplentes de Kostas Sloukas y Nicolo Melli, que fueron determinantes para que los de Estambul lograran sacar una renta de 15 puntos (51-66). Los de Pedro Martínez no encontraban en defensa la forma de frenar a su adversario, mientras que en ataque dependían de los impulsos individuales de Jayson Granger y Tornike Shengelia. En el último cuarto, los turcos se dedicaron a administrar la diferencia en el marcador, evitando cualquier tipo de reacción por parte de los españoles. Finalmente, Fenerbahce se quedó con la victoria por 83 a 69 y de esta manera alcanzó un récord de 7-3, dejando a su rival de turno con un registro de 4-6.

En el ganador se destacó la figura de James Nunnally, que encestó 16 puntos, bien acompañado por Kostas Sloukas con 14 tantos y 6 asistencias. Por el lado del perdedor, Tornike Shengelia culminó como goleador con 13 unidades.

El base uruguayo Jayson Granger estuvo 21:46 minutos en cancha, en los cuales anotó 6 puntos (0/4 triples y 3/8 dobles), repartió 6 asistencias, perdió 1 pelota y recibió 3 faltas, para una valoración de 4.

El próximo juego de Baskonia por el certamen continental será dentro de una semana, cuando enfrente a Unicaja Málaga en condición de local. Mientras que por el torneo local volverá a tener actividad el domingo, recibiendo en Vitoria al Obradoiro Monbus.