Santiago “Pepo” Vidal fue una de las gratas novedades que mostró la selección de Signorelli en este comienzo del camino rumbo a China 2019. El de Regatas fue el sexto hombre que la celeste necesitaba y luego de su partido redondo, dialogó con Basquet Total.

Con los sentimientos a flor de piel, el Pepo comenzó hablando de lo que significa volver a ponerse la celeste y más aún, de local: “Lógicamente estoy muy contento, hacía dos años que no me tocaba estar acá. Nunca había jugado por la selección con el publico de Uruguay y la verdad que estuvo muy lindo. Acompañó al equipo, se ganó, se jugó bien también pero tenemos que seguir. Esto recién arranca y son dos años muy duros, donde seguro van a haber altibajos así que sin dudas estoy muy contento, pero tampoco hay que desbordarse y desconcentrarse porque ya el domingo volvemos a jugar”.

El publico aportó lo suyo y el oriundo de Biguá destacó la importancia del reconocimiento en lo personal y del apoyo en lo colectivo: “La verdad que el aliento del publico se siente mucho, para mi en lo personal también fue importante porque me sentí reconocido y es bueno decirlo. Creo que el equipo en general hizo un buen partido, todos tuvieron sus momentos pudieron acompañar y se vio un Uruguay que jugó como equipo y con el que la gente se siente identificada. No hubo egoísmo, hubo mucho compromiso, son cosas que van sumando y que son bienvenidas para todo lo que se viene”.

A la hora de analizar a Panamá, un rival directo por la clasificación el Pepo fue muy claro: “En la previa Panamá era un partido muy duro porque, si bien ninguno de los dos equipos tuvo tiempo para trabajar, ellos cuentan con una experiencia de diez años jugando todos juntos: Lloreda, Hicks, Gaskins, Levy; y en Uruguay ha habido un recambio generacional donde el poco conocimiento de trabajar todos juntos, llevó a que sucediera lo que pasó en el primer tiempo. Allí Panamá juega mejor que nosotros, tomó mejores desiciones y nos sacó un lindo margen, pero también el desgaste y los años de ellos fue lo que provocaron en parte que en el tercer cuarto, Uruguay a intensidad y a juventud, le corrimos mucho y le hicimos bastante daño”.

Otro aspecto importante en este proceso son las ausencias, pero Vidal es consiente que el grupo se debe adaptar a todas las circunstancias: “Las ausencias las vamos a tener a lo largo de todas las eliminatorias, creo que Jayson va a ser difícil que venga y después hay que tener en cuenta que vamos a alternar con lesiones, porque esto es así, es deporte y los jugadores lamentablemente nos lesionamos. Así que al que le toque estar, que sume y que aporte para el equipo. Hoy me tocó a mi, Bruno no estuvo, pero seguro que el se va a recuperar, va a venir y va a dar una mano tremenda”.

Finalmente destacó el tercer cuarto celeste y lo puso como objetivo en el juego colectivo: “El basquetbol del tercer cuarto es a lo que tenemos que apostar. Es difícil mantenerlo, porque fue un ritmo muy elevado, de buenas desiciones y a un gran nivel, pero cuanto más tiempo lo mantengamos va a ser mejor”.