El entrenador de Uruguay, Marcelo Signorelli habló en conferencia de prensa luego del triunfo obtenido ante Panamá en el comienzo de las eliminatorias rumbo a China 2019.

“Sabíamos y esperábamos un partido así por lo que no nos sorprendió el arranque donde el equipo lució nervioso hasta el pasaje de la defensa en zona y la entrada del “Pepo” Vidal nos dio un aire para cambiar el juego y volvernos a meter en partido, sobre todo al final del primer tiempo. En un principio no pudimos contenerles el uno por uno y ellos tomaban muchos segundos tiros, nosotros cometíamos muchas faltas y los mandábamos a la línea de libres pero a pesar de esto teníamos cierto control sobre el juego. Después del entretiempo salimos con otra cabeza y encontramos goles con las penetraciones del Panchi, Pepo y Lucho, empezamos a encontrar a Batista y Calfani en la pintura, aparecieron los triples de “Juani” desde el banco con la rotación del plantel y por suerte eso nos terminó dando el triunfo que es algo fundamental para nosotros”, analizo Signorelli.

El cambio a la zona 2-3 y los ingresos fueron puntos importantes en Uruguay: “Teníamos que cambiar el juego y las variantes que buscamos fueron principalmente en el lado defensivo, cambiando a la zona, eso hizo que nos metiéramos en partido y si bien no fue clave, fue importante. Sumado al cambio en la actitud defensiva, la defensa de todo el equipo con el juego colectivo en ofensiva nos dio el triunfo”.

Para concluir, el DT comentó sobre las dos mitades diferentes que tuvo el encuentro: “Entramos compenetrados en que tenemos que jugar el mundial y eso nos jugó en contra porque salimos muy enchufados del vestuario pero no lo pudimos traspasar a la cancha nos quedamos ahí. A pesar de eso, nunca perdimos la calma, sabíamos a donde apuntábamos, donde teníamos que ajustar para ganar el partido y cuando se clarificaron los jugadores, encontramos nuestro juego y eso da las pautas de que tenemos un buen equipo y quedó demostrado. Pienso que con este equipo más los jugadores que no estuvieron podemos ser firmes candidatos a jugar al menos buen básquetbol, el tiempo dirá si podemos llegar o no al mundial, no nos creemos más ni menos que nadie. Tenemos que seguir trabajando ya que tenemos un buen equipo y debemos de convencernos de nosotros mismos para llegar lo más lejos posible”.