Culminó la primera fecha de las clasificatorias para el Mundial de China 2019 en Europa con los partidos correspondientes a los últimos 4 grupos.

El Grupo E se abrió con con el triunfo de Bosnia y Herzegovina, que se hizo fuerte de local y venció en Sarajevo a Rusia por 81 a 76 dando la gran sorpresa. A la visita no le alcanzaron los 25 puntos de su capitán Fridzon. Más tarde, Francia le ganó a Bélgica a domicilio, en Amberes, 70 a 59. Pese a la victoria, su capitán y figura, Boris Diaw, tuvo un discreto partido con 6 puntos, 1 rebote y 2 asistencias en 18 minutos.

Por otro lado en el Grupo F Republica Checa superó cómodamente a Islandia como local por 89 a 69, y Finlandia consiguió un punto importantísimo de visitante al vencer a Bulgaria por 82 a 80 y aguantando la remontada del local en los minutos finales.

No hubo sorpresas en el Grupo G, donde los favoritos, Alemania y Serbia, ganaron cómodamente. Los teutones, que hicieron de locales en Chemnitz, superaron a Georgia por 79 a 70 cerrando el partido estupendamente con un parcial de 19 a 9 en el ultimo cuarto. Por otro lado, Serbia aplastó en Belgrado a Austria por 85 a 64. La visita no llegó a estar al frente del marcador en ningún momento del partido.

Por el grupo H, Israel jugando como local en Shlomo Group Arena de Tel Aviv y con un goleo muy repartido, donde 11 de los 12 del plantel anotaron, aplastó a Estonia 88 a 68. Finalmente el plato fuerte de la tarde estuvo en Leicester donde, por ese mismo grupo, Gran Bretaña hizo las veces de locatario. Allí se jugaron 45 minutos de basquet ya que se debió apelar al alargue para que Grecia se quedara con un agónico triunfo. Tremendo triple de Athinaiou a falta de tres segundos en el alargue le permitieron dar vuelta el encuentro a los helénicos, quienes vencieron 95 a 92.

La actividad continuará el próximo domingo cuando se juegue íntegramente la segunda jornada de estos cuatro grupos.