El Tribunal de Apelaciones mantuvo el fallo de primera instancia, de quita de dos puntos y ocho cierres de cancha sobre Aguada.

La denuncia por no respetar el protocolo de seguridad de ingreso al Palacio Peñarol en el partido clásico ante Goes había derivado en una sanción del tribunal que en el día de hoy se ratificó a pesar de la apelación de la institución rojiverde. Se entiende que el club no presentó ninguna contraprueba contra lo sucedido y que los argumentos presentados para reducir la sanción no logran cuestionar lo decidido.

A su vez, el tribunal en el comunicado de la apelación establece que la sanción debe ser ejemplerizante, pero que es de menor medida debido a que los hechos de violencia ocurrieron fuera del recinto deportivo. Si bien se da a entender que en la apelación del equipo de la Avenida San Martín, la sanción pudo ser peor, el principio “tantum devolutum, quantum apellatum” establece que la sanción máxima debe ser la del fallo del tribunal de primera instancia, por lo que el de apelaciones ha decidido mantenerlo.

Aguada con esta quita queda con 14 puntos, por lo que sale momentáneamente de los mejores ocho, pero está a dos puntos de esa zona, teniendo un partido menos jugado que los rivales a alcanzar. Más allá de la sanción, es un antecedente pesado para los rojiverdes que deberán tener un comportamiento ejemplar para no esperar peores sanciones.