San Telmo Rápido Sport derrotó a Montevideo por 73 a 67 en un encuentro que tuvo al santo abajo todo el cotejo y a falta de un minuto consiguió pasar al frente en el marcador y sellar la victoria.

Un comienzo displicente por parte del santo permitió que el rojo del mercado abriera ocho unidades cuando el reloj marcaba la mitad del periodo. Gerónimo Giménez como pilar fundamental pero con el juego colectivo como base, ocasionaba esa brecha establecida que de mantenía con el correr de los minutos. Juan Savariz crecía con el desarrollo del cuarto y Montevideo lograba ampliar para terminar arriba 20 a 9 en los primeros 10 minutos de juego.

El complemento de la primera parte fue con errores para ambos lados. Luego de dos minutos Montevideo lograba anotar y sacaba la máxima de 13. A San Telmo le seguía costando y sumaba a través del personal. Las imprecisiones se mantenían salvo cuando Juan Manuel Ruiz tomaba las riendas de un Santo que por momentos se quedaba sin ideas. José Pere y Josuel Nieves comenzaron a incidir en ofensiva y lograron culminar el primer tiempo por cinco unidades, 34-29 Montevideo.

El conjunto celeste salió con otra cara a encarar el complemento pero el rojo del mercado era muy certero a la hora de la ofensiva. Priorizando el juego colectivo por encima de las individualidades, Montevideo repetía la faceta mostrada en los primeros minutos de juego y volvía abrir una renta que llegó hasta los 18 puntos. El santo mejoró en la culminación del periodo gracias a las ganas impuestas por Nieves. El rojo cerró de mejor forma el cuarto y entró a jugar los últimos 10 minutos de juego 56 a 44 arriba.

Con más ganas que ideas ambas instituciones salieron a quedarse con el partido. El conjunto de la calle Porongos logró comenzar de mejor forma el periodo, lo que mantenía la brecha entre ambos. Agustín Acosta se vistió de super héroe y con un triple y un doble traía a su conjunto a dos puntos. En el equipo de Delgado pesó la salida por quinta de Gimenez que era buena figura. El nerviosismo se hacía presente en el escenario de Reducto y los errores estaban al orden del día. A falta de un minuto y monedas San Telmo tuvo la posibilidad de pasar en el marcador desde el libre pero Pere marró los dos tiros. Poco le importó a José que cuando la pelota más pesaba asumió y encestó para dejar al celeste ganando por tres a falta de 21 segundos. Savariz tuvo dos libres que entraron y el encuentro no se cerraba. Javier Barreto fue a la línea y tampoco erró. En la recarga, Mauricio Parra tuvo para anotar con adicional pero el balón bailó en aro y no entró. San Telmo terminó abrochando la victoria por 73 a 67.