Bohemios se quedó con un punto más que valioso, venciendo en alargue a Malvín con Khalil Kelley como figura y un final más que polémico.

Resumen del partido

Un interesante marco de publico se acercó a la calle Pereira para ver un juego de equipos con objetivos distintos en la LUB. Bohemios comenzó con su capitán en el banco, con la intención de cuidarlo por un estado gripal. Así y todo el primer chico fue parejo, con Robinson como protagonista de las ofensivas del playero y un albimarrón que repartió más el juego pero tuvo en Stewart su principal vía de gol. Ya en el segundo el local buscó generar desde el rompimiento de Perdomo, pero con un buen pasaje de Pomoli en defensa sufrió los contraataques de Malvín jugando desde la doble base Santiso-Cabot. Con buenos porcentajes y un buen ingreso de Serres la visita abrió 15, pero una defensa cuadrado-1 de los de Frugoni confundió y acortó distancias, para irse al entretiempo 40-31.

Tras el descanso largo Bohemios no tuvo a Stewart por lesión, pero con Kelley y Antunes desnivelantes logró empatar el juego con un 13-4, aunque “Pitu” devolvió rápidamente el liderazgo a los de López con puntos propios y generando para Mazzarino. El juego se hizo de ida y vuelta, con puntos de Da Costa el albimarrón logró pasar pero sufrió la salida de Martín Trelles con cuatro faltas. El empate con que comenzó el último período se mantuvo hasta el cierre, en un juego entreverado, cortado y en el que la visita abusó del tiro exterior principalmente por parte de su capitán. Álvarez generó en ataque, especialmente para Kelley y Bohemios pasó restando uno y medio. La calidad de Mazzarino apareció para embocar el triple cuando más pesaba, y Hatila se adueñó de un rebote con sabor a partido. Garrett puso una soberbia tapa, pero Borghini marcó una falta inexistente con la que Perdomo llevó el juego a alargue.

En la prolongación el albimarrón abrió ventaja y se mantuvo arriba hasta el último minuto de juego, en el que Kelley salió por quinta personal y Malvín pasó con Cabot y Hatila. Aun así, un rompimiento limpio de Perdomo en que no hubo ninguna ayuda defensiva definió el juego 80-79 para el local.

UNO x UNO

BOHEMIOS

Perdomo (7): El destacado. M. Trelles (6): Genera mucho en ataque. Da Costa (6): Apareció en el momento justo. Stewart (5): No destacó y se resintió. Kelley (8): El mejor y más parejo. Terra (5): Correcta conducción. Antunes (7): Clave en la remontada. R. Trelles (5): Jugó enfermo. Álvarez (6): Aportó. Frugoni (6): Con un panorama complicado de faltas y lesiones, manejó bien el plantel y logró quedarse con el juego.

MALVÍN

Cabot (5): Más de escolta que en la base. Mazzarino (5): No estuvo claro. Robinson (7): Le faltó cerrarlo. Garrett (4): Poco aporte. Sigue irregular. Passos (7): El rey de las tablas. ¡Y es uruguayo! Santiso (6): Hace fluir al equipo. Serres (6): Muy bien en ataque, más malas que buenas atrás. Souberbielle (5): Correcto. Pomoli (6): Entró bárbaro, le faltó finalizar. López (6): El equipo no estuvo claro y encontró soluciones en el banco. Quizá le faltó arriesgar algo en el cierre.

_______________________

Lo destacado

Martín Perdomo vio la remontada de su equipo desde afuera, pero fue absolutamente clave en el cierre del tiempo regular y en el alargue. El base no solamente puso los libres que había que poner, sino que cuando debió tirar a errar lo hizo de forma justa para que Kelley pueda hacerse del rebote ofensivo. Sumémosle un triple fundamental en el alargue y si no era suficiente, asumió la bola final con la especialidad de la casa: un 1x1 que finalizó en bandeja y significó el triunfo.

Lo distinto

Diego Frugoni tuvo una noche difícil. A la enfermedad que hizo que Rodrigo Trelles venga del banco y juegue menos de nueve minutos, se sumó la baja de Stewart que se resintió y la de Espinoza hace ya algunos partidos. El entrenador vivió el juego de forma muy intensa y encontró buenos rendimientos que le permitieron pelear el juego hasta -literalmente- la última bola. Tras el final, Frugoni dejó salir al hincha y festejó en la cancha cantando como uno más. Un momento tan alegre como distinto en el duro día a día de los entrenadores de nuestra Liga.

Galería de Fotos