Michael Hicks habló con Basquet Total del momento de Hebraica y Macabi en la Liga, el triunfo ante Malvín y lo que se viene por Eliminatorias donde enfrentará a Uruguay con Panamá.

El alero comenzó hablando de la importancia de ganarle a Malvín: “Fue un punto sumamente importante, porque es un rival que seguramente crucemos en Playoff. Hicimos un excelente trabajo defensivamente, lo que ayudó a tener el triunfo”.

Zanotta, García Morales y Hicks jugaron un partido soñado: “Si el perímetro anda así es dificil para los rivales contenernos, porque empiezan a salir las ayudas defensivas y hay más espacios para las descargas. Pero creo que fuimos determinantes defensivamente, y cuando bajamos la guardia Malvín se vino encima”.

Si bien Hebraica es un equipo de características ofensivas, está defendiendo muy bien colectivamente: “Para ganar se tiene que defender, si no no se puede ganar. Somos un equipo ofensivo pero tenemos que sacrificarnos defensivamente durante los 40 minutos para ser campeones”.

El arranque fue particular porque comenzó con la Liga Sudamericana, pero el Macabeo está cerca de terminar entre los dos mejores: “Tuvimos un par de caidas, parecido al año pasado que recién en el último partido entramos en los ocho, y ahí arrancó otro campeonato para nosotros. A medida que va pasando el torneo vamos logrando la identidad del equipo y llegando a lo que tiene que ser”.

Para cerrar, habló del partido que se viene por Eliminatorias entre Panamá y Uruguay: “Es un partido lindo, jugamos en casa del rival, sabemos el potencial de Uruguay, espero que la selección mia venga completa. La idea es dar un buen espectáculo para el público presente, esperemos poder llevarnos el punto que sería sumamente importante porque después recibimos a Argentina. Afrontaremos todo como tiene que ser”.