El Baskonia cayó en su visita al Khimki y sigue en la última posición de la Euroliga. El uruguayo Jayson Granger repartió 11 asistencias, nueva marca personal en el torneo continental.

El encuentro disputado en el Mytishchi Arena de la ciudad de Moscú, presentó un comienzo favorable al conjunto local, que con un par de anotaciones a distancia de Anthony Gill, conseguía abrir rápidamente una ventaja cercana al doble dígito. Con el correr de los minutos, el elenco visitante fue realizando algunos ajustes en el costado defensivo, lo que sumado al buen aporte en ataque del pívot francés Vincent Poirier, les daba la posibilidad de emparejar las acciones. El segundo periodo tuvo como dominador al equipo vasco, que con un gran ingreso desde el banco de suplentes del norteamericano Matt Janning, lograba sacar una diferencia de nueve puntos (26-35). El dueño de casa no encontraba soluciones en defensa, mientras que en ataque dependía en exceso de lo que pudiera generar el serbio Stefan Markovic. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 48 a 40.

En el inicio de la segunda mitad, los dirigidos por Pedro Martínez se dedicaron administrar la renta obtenida en el cierre del primer tiempo, siendo importante para ello la doble base conformada por Jayson Granger y Marcelinho Huertas. No obstante, los comandados por el griego Georgios Bartzokas, como era de esperar, concretaron una reacción de la mano de un encendido James Anderson, que les permitía igualar el marcador. En el último periodo se pudo observar un trámite sumamente cerrado, en donde el equipo que cometiera menos errores sería el que se llevara la victoria. En los minutos finales apareció toda la jerarquía de Alexey Shved, que con 14 puntos en el cuarto, fue determinante para que la balanza se inclinara a favor de los rusos. Finalmente, el Khimki se quedó con el triunfo por 91 a 90 y de esta manera se trepó a lo más alto de la tabla de colocaciones de la Euroliga con un récord de 5-1, dejando a los españoles en el último escalón con un balance de 1-5.

En el ganador se destacó la actuación de Alexey Shved, que encestó 20 puntos y repartió 5 asistencias, bien acompañado por Anthony Gill con 20 tantos y 7 rebotes. Por el lado del perdedor, Matt Janning terminó como máximo goleador con 19 unidades.

El base uruguayo Jayson Granger estuvo 22:33 minutos en cancha, en los cuales aportó 4 puntos (1/5 triples y 1/2 libres), más 3 rebotes, 11 asistencias (marca personal en Euroliga), 3 faltas recibidas y 2 pérdidas, para una valoración de 10.

El próximo juego del Baskonia por el torneo continental será el martes, cuando en su casa tenga que recibir al Real Madrid, mientras que por el torneo local, volverá a tener actividad el domingo, enfrentando a Joventut de Badalona en Vitoria.