Goes volvió a la victoria tras vencer a Trouville en el gimnasio de Tabaré por 83-75. Luego de finalizado el encuentro, Basquet Total se dio el gusto de charlar con el flamante nuevo entrenador misionero, Gustavo Rieg, quien debutó con triunfo.

“Fue un partido bravo, veníamos de una muy mala racha y con los jugadores pudimos sacarlo adelante. Tuvimos tiempo de trabajo, el cual nos sirvió para recuperar al extranjero grande (Jackson), quien jugó muy bien hoy y cumplió con lo estipulado. Por suerte nos pudimos sacar la mufa” comenzó declarando “El Colo”.

Luego habló de la situación en la que asumió, luego de siete partidos sin victorias: “Era brava pero Goes es mi club, uno intenta ayudar en lo que puede. Tenemos buen equipo, a pesar de llegar en 1-7, hubo algunos partidos que no pudimos, lo perdimos ahí en el final pero hoy demostramos que estamos a la altura de cualquiera”.

Una de las virtudes que tuvo el flamante entrenador, fue hacer que el equipo no dependiera exlusivamente de Brown, sobre esto admitió: “Hablamos justamente de no depender tanto de él, ya que había hecho 42 puntos en dos partidos, 34 en otro y no habíamos podido ganar; en definitiva no nos servía. Teníamos que repartir más el goleo así no se centraban tanto en él y asimismo otros jugadores tomaban más confianza”.

Wolhwend llegó desde el banco y culminó siendo una pieza fundamental para el equipo: “A Santiago hace 15 años que lo dirijo. Se que me puede dar muchas cosas, si bien es un gurí, le tengo mucha confianza. Hoy cumplió, puso dos triples, defendió y le puso intensidad. Nos dio mucho respiro en la rotación, más que nada con Acosta quien pudo entrar para cerrar el partido”.

Gustavo le quitó interrogante a su futuro y manifestó: “Me quedó, más allá de que ganamos, si hoy hubieramos perdido también iba a serguir”.

Por último añadió: “Goes está para ir partido a partido. Nos sacamos la mufa de ganar hoy que era muy importante. Les dije a los jugadores antes de arrancar que nos quedaban 22 partidos, si perdíamos hoy era difícil pero teníamos mucho por delante. Podemos ganarle o perder con cualquiera”.