Lagomar finalizó la primera rueda invicto al derrotar con claridad a San Telmo Rápido Sport. Tras el partido, Básquet Total habló con el goleador del vencedor, Rodrigo Cardozo.

Para empezar habló de como se ve para la segunda rueda: “Muy bien. Nos hicimos fuertes de locales y de visita sacamos puntos importantes, yendo a Pando, yendo a Nueva Helvecia, jugando también en Montevideo que a pesar de no tener gran cuadro, molestan y fue uno de los partidos que más nos costó ganar. De cara a lo que viene estamos muy concentrados de que no ganamos nada todavía, que solamente tenemos medio punto de diferencia y si Olivol nos llega a ganar en la segunda rueda nos pasaría. Tenemos que concentrarnos y seguir igual que como lo estábamos haciendo hasta ahora”.

El sorteo no fue afortunado con los del balneario, ya que perdiendo solamente de visita con Olivol Mundial pueden quedar afuera del primer ascenso: “Si perdemos un partido y no ascendemos sería algo extraño. Si otros años anteriores se daba este sistema hubiésemos peleado algo más los ascensos. Pero es como se dio este campeonato y nosotros no pensamos en perder ese partido, sino en ganarlo. Dependemos de nosotros, a esperar tranquilos y ese partido va a ser fundamental”.

Con Plaza y Romis como últimos clasificados, Rodrigo hizo una evaluación de los equipos a los que va a enfrentar en la segunda mitad del campeonato: “Son fuertísimos, todos tienen buenos equipos. Romis si bien fue muy irregular tiene un gran plantel. Plaza allá de local se hizo muy fuerte, el sábado nos costó mucho ganarles. Mismo Olivol, Capurro en su cancha nos queda. Van a ser durísimos todos los partidos. Hay que seguir trabajando duro para enfrentarlos a ellos que sabemos que va a ser difícil”.

Si bien el verde tiene cuatro partidos de local, el fixture marca tres visitas complicadas a Olivol Mundial, a Capurro y a Romis en Defensores de Maroñas: “Son partidos definitorios para nosotros, Olivol el fundamental. Capurro es complicada la cancha, el año pasado perdimos los dos partidos, tanto acá de local como en su cancha. Tenemos una mala experiencia en esa cancha. Hay que meterle y si jugamos buen básquetbol creo que a la larga lo podemos sacar más allá de las canchas”.

Yendo al partido de la noche de ayer dijo: “Creo que todos en general anduvimos bien. Tengo la capacidad de saltar y ganar rebotes para anotar de segundos tiros y aprovecho. Ellos jugaron con un plantel bastante bajo, un interno definido y después cuatro chicos. Aprovechamos ahí la ventaja abajo”.

También se refirió a un partido en el que su rival si perdía no entraba entre los 8: “Sabíamos que ellos se jugaban la última chance y manejamos los tiempos del partido. Se dio un partido bastante fácil dentro de todo, lo mantuvimos bien”.

El equipo precisaba un juego con esa tranquilidad después de dos duras visitas ante Plaza y Montevideo: “Veníamos cargados todos del viaje, fue complicado. Hoy por suerte pudimos rotar, debutó otro juvenil del club (Giroldi). Contento por él, porque debuta, es una primera experiencia acá en primera. Así como él han aparecido otros y van a seguir apareciendo. Nosotros, los compañeros más experientes, le damos para adelante, que la tiren, que se tengan confianza porque juegan bien y tienen que aprovechar estos minutos para seguir mejorando”.