Sidigas Avellino, sin Bruno Fitipaldo, venció al Cez Nymburk y se acomodó cerca de los punteros del grupo de la Champions League.

El partido comenzó con Avellino manejando las acciones. Rich era incontenible para los checos y sumaba 10 puntos en el primer cuarto con 100% de efectividad. Además se vestía de asistidor para los tantos de Ortner y que los italianos se fueran arriba por la máxima de nueve al terminar el período 23 a 14.

Promediando el segundo parcial los lobos sacaron 11 (31-20) luego de soportar el 4-0 inicial del Cez Nymburk. En el final del primer tiempo la visita reaccionó nuevamente y llegó a estar a cuatro tantos pero Rich volvió a poner la casa en orden para que Avellino retomara seis de distancia (42-36)

La segunda mitad mostró mejor a los de Sacripanti que tomaron hasta 13 de renta y llegaron 11 arriba a los últimos diez minutos de juego (61-50). El cuarto final tuvo a los dos equipo erráticos desde el principio pero Avellino se mantuvo firme en defensa y lo cerró imponiéndose por la máxima de 17 (80 a 63) con Rich como goleador y figura con 23 puntos.

Con la victoria el Sidigas Avellino quedó con récord positivo de 3-2 y dio una muestra de carácter a pesar de la ausencia de Bruno Fitipaldo que será operado en la jornada de hoy.