Con otra buena actuación de Fitipaldo, el Sidigas Avellino cayó en su visita al Stelmet Zielona Gora de Polonia por la Champions League y quedó con récord de 2-2 en su grupo.

El partido comenzó de excelente manera para Fiti con un triple y dos asistencias en los primeros tres minutos de juego, participando de los siete puntos de su equipo. El conjunto local involucró rápidamente a Dragicevic para lastimar en las cercanías del aro y emparejar el tanteador. Nuestro compatriota puso cinco unidades más para darle la ventaja a Avellino al ingresar a los últimos tres minutos. El parcial del primer chico que resultó parejo y con liderazgos alternados fue 21-19 para los italianos.

En el segundo cuarto se mataron a rachas. Arrancó mejor Zielona Gora que pasó al frente en el marcador con un 7 a 3 pero Avellino respondió con seis puntos al hilo luego del minuto de tiempo y retomó cuatro de renta (30-26) a 5:21 del descanso largo. En el final del período siguieron cambiando el comando del tanteador pero cerraron mejor los polacos con un triple sobre la chicharra para irse cuatro arriba para los segundos veinte de juego (42-38).

El partido cambió en el segundo tiempo. La defensa de Avellino volvió a tener dificultades para contener el juego de Dragicevic en la zona pintada y a eso se le sumaron los triples que encontró Zielona Gora. Fitipaldo estuvo demasiados minutos en la banca y reingresó cuando su equipo ya estaba abajo por 11 (58-47) a dos minutos del cierre. El parcial del cuarto fue 22 a 15 para el local, que llegó a estar 13 arriba y entró al último 64-53.

En el período final Avellino salió con todo buscando achicar la desventaja. Un 9 a 3 en dos minutos hizo que los italianos se pusieran en partido (67-62). Liderados por los puntos y las asistencias de Fiti los volvieron a estar a cinco (74-69) a 3:30 del final pero el lituano Gecevicius y nuevamente el montenegrino Dragicevic frenaron la reacción. El punto quedó para Zielona Gora por 90 a 79.

Burno Fitipaldo finalizó con 17 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes en 30 minutos en cancha.