Mauricio Parreño fue una de las grandes figuras de Deportivo Paysandú en la victoria sobre Juventud, luego del partido se detuvo a dialogar con Básquet Total.

Sobre las claves del encuentro comentó “Sabíamos que iba hacer un partido difícil, había que controlar a Couto y Pratto que son los atacantes principales de ellos, y en base a eso creo que lo pudimos llevar muy bien”

“El trabajo de los pívot es fundamental (Curbelo/De Las Nieves), sin ellos no podemos jugar, la bola primero tiene que pasar por abajo, ahí ellos son los que optan si ofender o abrirla a los que venimos desde el perímetro” manifestó Parreño sobre el buen juego del complemento que generaron los internos.

Sobre su presente, ascenso con Verdirrojo y hoy figura en el “Paysa” se refirió entre risas: “El paysa es familia, es así. Y con Verdirrojo tuvimos suerte con el fallo, pero nos mandamos tremenda campaña que fue lo que nos dio la posibilidad del ascenso”.

“Meternos entre los ocho mejores y después a playoffs es nuestro objetivo” manifestó el número “14” del azulgrana.