Con un soberbio partido de Martín Andrade, Olivol Mundial venció de visitante a Capurro 83-71 y sigue invicto en la DTA.

Excelente marco de público en el escenario de la calle Solis Grande, una murga ensayando de fondo y los parroquianos en la cantina daban la escenografía previa a un partido que se eregía como lo mejor de la noche en tercera.

Respondieron los protagonistas en cancha, fue un inicio goleado con leve superioridad visitante. Se dieron pocas faltas y el juego se hizo dinámico, Dacal y Alonso acercaron al local pero un soberbio cierre de Andrade le permitió sacar nueve al mundialista que luego finalizó 23-16 arriba el primero.

El local, que jugó con camiseta blanca y violeta utilizando los colores de su hermano de fútbol, el Centro Atlétitico Fenix, rápidamene se puso a uno con triple del pibe Manuel Castro. Era buena la defensa de Maximiliano Alonso sobre Varela, hasta que Manicera decidió parar al equipo en zona y ahí cayeron cuatro bombas consecutivas: Andrade, Arbildi y Varela en dos oportunidades le dieron 13 de renta a Olivol, que finalmente se fue al descanso largo 46-35 arriba.

Capurro arrancó el complemento con un lapidario 10-2 que lo colocó a mínima, con interesantísimos minutos de Gentini, la buena conducción de Dacal y el goleo de Gomez que empezó a entibiar la muñeca. Olivol respondió con bomba fundamental de Diego Olivera y un endemoniado Andrade que le dio respiro a su equipo tomando 10 de ventaja. Peleando más que jugando, con más ganas que basquet, el dueño de casa se fue siete abajo al último (65-58).

Cuarto final donde se notó el nerviosismo, fue parejo y malo, con escasas virtudes defensivas que eran muy superiores a los errores ofensivos de ambos equipos. Triples consecutivos de Dacal y Castro colocaron al albivioleta a dos (73-71). Cuando la pelota hervía, Ángel Varela se adueñó del equipo y con cinco puntos consecutivos le puso la tapa al partido. Además hubo buen cierre de Gastón Romero y Diego Olivera. Capurro forzó mucho en el cierre, careció de ideas en el momento cumbre y lo pagó caro.

Ganó bien Olivol y llega invicto al juego del sábado próximo ante Lagomar, en choque de equipos que no conocen la derrota.

Los jueces fueron Eduardo Bustelo, Luis Coghlan y Valentina Benitez de buen desempeño en líneas generales, pese algún error puntual que es dificil evitar en un partido tan disputado.

Foto: Damián Pintos Suárez.