Reducto derrotó a Juventud de las Piedras por 78 a 70 en su recinto y sumó en triunfo por primera vez en lo que va de esta DTA.

La terna arbitral que tomó las riendas del juego estuvo compuesta por Alejandra Godoy, Álvaro Autchayna y Rodrigo Trinidad. Su actuación fue correcta a pesar de alguna insistencia por parte de ambos planteles.

Con un 10-0 sorpresivo en dos minutos de juego, Reducto le daba la bienvenida a su escenario al conjunto pedrense. La primera conversión para la visita llegaba al tercer minuto y medio de juego. Hakeem Da Silva y Felipe Trussich eran los protagonistas de una sinfonía bien dirigida por Marcel Pierri. Del otro lado Diego Pratto hacía su monólogo en un Juventud sin rumbo. Sobre el final Diego Andrade colaboró para el equipo dirigido por Álvarez pero Nahuel Altalef encestó dos de los tres libres que tuvo en el último suspiro para que el local se vaya arriba 24 a 15 en el primer periodo.

Al instante la visita mostró otra cara. Un comienzo arrollador obligaba a Narbais a solicitar tiempo para reacomodar el puzzle. El bombero oriundo de la UA, Trussich, le dio una bocanada de aire al momento de encestar un doble con premio. Sergio Castelló se adjudicó un tiro desde los 6.75 que fue motivante para el locatario. Pratto mantenía su regularidad y esta vez Ramiro Ellis lo secundaba de gran forma. Un nuevo ingreso de Da Silva le dio el dinamismo necesario a Reducto que estaba ausente en dicho pasaje del partido y había sido algo clave en los primeros diez minutos de juego. Un buen final de Felipe Monteverde permitió que Reducto se vaya al descanso largo ganando 43 a 35.

En un juego de rachas, Juventud no iba a estar por fuera de esto y con un 7 a 0 se ponía a una unidad en dos minutos y medio del tercer cuarto. Un doble de Trussich y una bomba de “Nacho” Pons generaron que el partido se haga de ida y vuelta. La visita pasó por primera vez en el marcador de la mano de Ellis y Pratto. En el momento que más lo necesitaba apareció el capitán Agustín Couto con cinco puntos para el pedrense. El equipo de Álvarez logró mantener una regularidad durante los instantes finales del tercer cuarto y entraron a jugar los últimos 10 minutos 58 a 57 arriba.

La intensidad se mantuvo en el comienzo del periodo final y los presentes empezaron a contagiarse con el juego. En la visita entre Pratto y Couto asumían el ataque mientras que Ellis hacía el trabajo no vistoso. En los locales Pierri era el pilar a la hora de la ofensiva acompañado por Trussich. Con tres minutos por jugar el local ganaba por mínima. Una serie de errores y el enojo visitante permitieron que Reducto abriera una renta de cinco puntos con menos de dos minutos para el cierre. Pierri se despachó con un triple para ampliar aún más la distancia pero Andrade anotó y encestó el premio. Juventud no se daba por vencido y se ponía a cuatro puntos con una sola vuelta de reloj. Pierri tuvo dos libres, ambos fueron adentro y de ahí en más Reducto se encaminó a una victoria que terminó siendo por 78 a 70.