Aguada remontó un juego durísimo con Pinheiros y se quedó con el punto en la última bola, logrando prácticamente asegurar su clasificación.

Resumen del partido

En el último partido de la serie, Pinheiros comenzó con mucho ritmo y tuvo a Ralfi, Bennett y Ruivo como vías de gol para marcar una distancia rápidamente. Aguada volvió a tener problemas para atacar y sufrió con corridas de cancha y transiciones de los brasileños que cerraron 27-14 el primer chico. Con un perímetro nuevo (García-Pereiras-Barriola) el local comenzó a hacer pesar a sus internos, mejoró en la defensa y se puso a cinco promediando el cuarto. El juego se hizo parejo y menos goleado, y con triple de Bennett el primer tiempo terminó 41-34 para los paulistas.

Con Diego García manejando los hilos del equipo, Curtis y Smith fueron tomando protagonismo y el aguatero se puso a tres. La primera línea realizó un gran trabajo sobre los conductores de Pinheiros, que reaccionó a tiempo para irse al último descanso en ventaja 57-53. La salida de Curtis dejó sin gol al rojiverde, pero en base a la defensa y buenos minutos de García y Lamonte el juego se mantuvo parejo. Un triple de Ware a falta de 41 segundos cayó como un balde de agua fría y le dio cinco de renta a los paulistas, pero un gol con adicional de Smith revivió al local. La última fue para Demian Álvarez que puso el triple sobre la bocina para ganar el juego 78-77 y desatar el festejo de su hinchada.

Si bien Aguada no aseguró su clasificación, ser tercero con dos partidos ganados y saldo de gol +40 lo pone en una posición que parece difícil de ser igualada en el grupo que jugará la próxima semana en Bahía (Brasil).

Quilmes 101 Osorno 78

En el juego de primera hora se dio la lógica y el cervecero dominó el encuentro de principio a fin, asegurando su clasificación a la próxima fase.

Los marplatenses tuvieron a Enzo Ruiz y Eric Flor como figuras, aportando 22 y 21 puntos respectivamente. Por el lado chileno los puntos altos fueron nuevamente sus norteamericanos Summers con 23 y Taylor con 20 unidades.

Con los resultados registrados, Pinheiros clasificó como primero y Quilmes como segundo.

UNO x UNO

AGUADA

Bavosi (4). Fuera de su nivel. Lamonte (6). No erró, fue poco buscado en ofensiva. Álvarez (6). Apareció en el cierre y puso el triple para ganar. Smith (7). De menos a más, fundamental en la segunda mitad. Curtis (7). Fue determinante, lo condicionó su cuarta personal. García (8). El destacado. Pereiras (6). Gran intensidad defensiva, clave en la remontada. Barriola (6). Ídem. Cáceres (4). No aportó. Cabrera (6). Correcto, algunos cambios no se entendieron.

PINHEROS

Ruivo (6). Comenzó muy bien, se fue quedando con el desgaste. Bennett (7). El mejor, convirtió y generó. Gemerson (5). Momentos, el juego pasó por otros. Toledo (6). Aportó y complicó al aguatero. Ralfi (7). Muy efectivo. Ware (6). Dio una vía extra de gol, puso un triple que casi sentencia el juego. Gui Bento (5). Pocos minutos. Arthur (5). No asumió mucho. Guidetti (5). Correcto, aunque el plantel corto le pasó factura en el cierre.

_______________________

Lo destacado

Diego García le cambió la cara a Aguada, dándole mayor intensidad defensiva para controlar a Ruivo y Bennett (junto a Pereiras), pero también conduciendo al equipo en ataque para poder jugar posesiones más largas y aprovechar las ventajas de Smith y Curtis, y el buen momento de Demian Álvarez sobre el final. Si los 10 puntos y 6 asistencias pasan desapercibidos, el base tuvo el mejor “+/-“ de Aguada con +14, es decir que el equipo ganó por dicha diferencia durante los más de 34 minutos que estuvo en cancha.

Lo distinto

Esta Liga Sudamericana dejó en evidencia conflictos entre la “barra” de Aguada y sus dirigentes. Luego de los sucesos de los días anteriores, esta vez no entraron a la cancha y especialmente al comienzo del partido el silencio que reinaba en el Estadio Propio era sin dudas distinto a lo que estamos acostumbrados. De a poco, los hinchas presentes comenzaron a animarse y empujaron al equipo, que respondió de la mejor manera.