Malvín y Defensor Sporting, tras casi cuatro semanas de actividad interrumpida por la actividad de la selección femenina del 3x3 en los Juegos Suramericanos de la Juventud, vuelven a jugar por la Copa de Oro, cuando choquen en el Juan Francisco Canil a las 20:15 horas.

Realidades diferentes chocarán en la noche de hoy. Por un lado la experiencia de las playeras, que llegan tras ganar la LFB 14 veces seguidas, manteniendo una base de plantel conocida y que derrotaron a su rival las cuatro veces que chocaron en el año. Por el otro lado la sorpresa, las fusionadas, que se armaron para competir este año, que a pesar de tener algunas jugadoras experientes, el juego de las jóvenes es fundamental.

El partido se presenta con dos grandes equipos a la hora de defender, intensos y con planteles largos. Las dirigidas por Rodrigo Marín llegan con la baja de Camila Panetta, bastión fundamental del equipo que arrastra una lesión del partido de la selección 3x3 ante Paraguay, donde las compatriotas fueron galardonadas con el bronce. Las locales, como pocas veces en la temporada, llegan con plantel completo, más allá de algunas lesiones que han arrastrado a lo largo de la temporada, pero que no han impedido sus participaciones en la recta final del campeonato como son los casos de Sabina Bello y Lucía Guadalupe.

Ambas llegan con un gran porcentaje desde más allá de los 6,75 en las series semifinales. Malvín sabe que en su cancha ese es su fuerte, pero sabe también, que de no embocar tiene otras armas, como lo demostró en su última visita a Nacional, con cómodo triunfo a pesar de un solo triple encestado. Las violetas en ese rubro también llegan fuertes, demostrando Pía Moyano y Aldana Gayoso buenos números en cancha de Larrañaga ante Goes, luciéndose también Daniela Tovagliari ante el mismo rival, pero en la calle Jaime Zudáñez. La defensa en el perímetro puede ser factor fundamental para el punto y los dos han demostrado fortaleza ahí.

Otro lindo duelo va a ser el choque de extranjeras. Las dos incorporaron grandes en semifinales que las ayudan a mejorar en la zona pintada, donde tenían, su punto más flojo en el torneo.  Las playeras sumaron a la mexicana Sofía Moreno, mientras que las fusionadas incorporaron a la argentina Carolina Sánchez. En cuanto a juego son parecidas, las dos siendo colectivas en ofensiva y dan una buena mano en defensa. La extranjera violeta es más determinante a la hora de anotar, mientras que la de la playa busca más la asistencia, por más de que Sánchez también es buena en ese rubro. Lo cierto es que será un lindo choque cuando se defiendan entre sí, en una noche que promete tener un gran marco de público. Arbitrarán Vivan García y Alejandra Godoy.