Montevideo consiguió su primera victoria en lo que va de esta Divisional Tercera de Ascenso ante Albatros y uno de los principales artífices fue Juan Savariz. Cuando terminó el encuentro el jugador dialogó con Basquet Total.

“Costó muchísimo este partido, no se nos estaba dando desde el comienzo del torneo pero luego de cuatro fechas logramos ganar” fueron las palabras del extenuado jugador que terminó sufriendo más de la cuenta y abrochando la victoria por solo dos puntos de diferencia.

Consultado por el motivo por el cual las cosas no salían afirmó: “A nosotros nos cuesta mucho anotar en defensa parada entonces tenemos que defender más duro cuando nos toca, bajar la cola, presionar y de a partir de ahí van saliendo los partidos”.

A pesar del mal arranque del certamen, Savariz confía en la nueva propuesta que tomó la directiva para encarar este torneo: “A nadie le gusta arrancar perdiendo y menos tres partidos pero es parte de la confianza que depositó el club en este nuevo proyecto. Montevideo se ha caracterizado por ser un club de barrio que apuesta a su gente y lo está demostrando con este plantel que tiene cadetes, juveniles, sub-23 que están haciendo sus primeras armas en esta divisional”.

Montevideo se ha caracterizado por ser uno de los clubes que tienen más arraigo con el barrio y sus parciales se lo hacen notar: “A mi esta hinchada, no me queda ningún tipo de duda, que es la que más acompaña. Hace tres años jugamos la Liga Uruguaya y llenábamos, ahora estamos jugando la DTA, y aunque alguno le rompa los ojos, siguen yendo a todos los lados donde nos toca jugar. Vienen, llenan, cuelgan los trapos y cantan todo el partido”

El equipo de la calle Porongos sabe que esta competencia la asume con otra meta: “Lo importante este año es que los jugadores nacidos en el club se midan contra otros, contra algunos que tienen otras realidades y que este sea el comienzo un proyecto donde a futuro de muchos frutos para la institución”.

Savariz sabe que la divisional atraviesa uno de sus mejores años a nivel competitivo y es consciente que el panorama es difícil para su equipo: “Yo soy hincha de este club y por tal motivo me encantaría estar luchando por el ascenso, no perdemos la ilusión pero la realidad es totalmente distinta. Lagomar, Capurro y Olivol son los que a simple vista se armaron para estar luchando arriba”