Lagomar venció a Romis 102-89, volviendo a llegar a la centena en su cancha, para ser uno de los líderes invictos de la DTA.

Correcto marco de público en la Avenida del Country para un partido que prometía en la previa por los nombres que presentaban ambos equipos. Arranque parejo, con la clara intención de lastimar adentro. Los canarios ajustaron la marca en la pintura y los dirigidos por Giménez tuvieron que lastimar desde el exterior con triples de Ferro y Arrillaga para mantenerse a tiro. El verde siguió lastimando adentro y sumó dos triples de Nicolás García cerca del cierre para terminar el primer cuarto con ventaja de 21-18.

Lagomar abrió 8-0 el segundo para tomar 11 de renta. Con la mano en llamas del Manzana García y la asfixiante marca de Cardozo sobre Jennings, el local siguió estirando diferencias en el chico. Sin embargo, a pesar de que el mejor básquetbol lo mostraron los de Gustavo Sande, los cuatro triples de Romis en el segundo chico, le permitieron ir al descanso largo en desventaja de 45-34.

El segundo tiempo arrancó con un triple de Javier Álvarez y otro de García con los que el equipo de la Costa de Oro abrió una renta de 17 unidades (55-38). Los dirigidos por Giménez dependieron mucho de lo hecho por Ferro, que anotó, repartió asistencias y se lo vio claramente enojado ante los errores defensivos de su equipo, siendo el que empujó siempre en las reacciones. Los del balneario llegaron a tomar hasta 19 de renta, pero Romis logró achicar con dos triples de Wenzel en un partido que se tornó entreverado, ambos equipos protestaron constantemente contra el arbitraje. Lucas Rodríguez entró por Jennings que fue bien controlado y también puso su bomba. Un triple luego de Ferro, le permitió a los montevideanos achicar a 10, aprovechando la temprana rotación de su rival. Triples de Larrea y Cardozo cerca del final del tercero fueron fundamentales para entrar al último descanso liderando por 74-60.

Los de la Ciudad de la Costa iniciaron bien el período con doble y falta de Cardozo, pero en el momento en el que parecía tenerlo controlado un técnico a Carvidón, lo hizo salir por quinta y puso interrogantes al resultado final. Lagomar, con lo hecho por los Álvarez y un triple de García ni bien reingresó, mantuvo diferencias. Pero nuevamente con bombas Romis logró achicar a 10 (93-83) a tres del final. En plena reacción una falta antideportiva de Wenzel le permitió al verde respirar en el marcador. Los vencedores supieron lastimar adentro con Cocochito Álvarez y Cardozo en el final para terminar de cerrar un partido que pareció complicársele por momentos.