Baskonia cayó en su visita al Gran Canaria y cosechó su segunda derrota en la liga ACB. En el conjunto vasco se destacó la actuación del solitario Jayson Granger, que fue poco acompañado por el resto del equipo.

El encuentro disputado en el Gran Canaria Arena de la ciudad de Las Palmas, mostró un comienzo netamente favorable al conjunto anfitrión, que de la mano de un desequilibrante Marcus Eriksson, que dañó con sus lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros, logró rápidamente abrir una ventaja superior al doble dígito. El elenco visitante no encontraba buenas respuestas defensivas, mientras que en el otro lado del rectángulo, solo el georgiano Tornike Shengelia era capaz de generar alguna anotación cerca de la canasta. En el segundo periodo, los de Vitoria contaron con la figura descomunal del uruguayo Jayson Granger, que desde el banco de suplentes aportaba nada más y nada menos que 20 tantos, que eran determinantes para poner en partido a su equipo. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 46 a 43.

En el arranque de la segunda mitad se pudo observar un trámite muy abierto, en el cual ambas escuadras intercambiaban ataque por ataque. Los dirigidos por Luis Casimiro lastimaban con el pick and roll que llevaban a cabo Albert Oliver y Eulis Báez, mientras que los comandados por el argentino Pablo Prigioni continuaban dependiendo pura y exclusivamente de lo que pudiera realizar Granger, que por momentos era acompañado por Shengelia. En los primeros minutos del último cuarto, el local consiguió sacar una renta cercana a los 20 puntos, que sería lapidaria para las aspiraciones de la visita, que en ningún momento pudo terminar de concretar una reacción, que le permitiera soñar con la victoria. Finalmente, Gran Canaria se quedó con el triunfo en cifras de 100 a 82 y de esta manera se mantiene como líder invicto de la liga ACB, dejando a su rival de turno con un récord de 1-2.

En el ganador sobresalió la figura del sueco Marcus Eriksson, que convirtió 22 tantos (6/7 triples), bien secundado por Albert Oliver con 17 unidades.

Por el lado del perdedor, se destacó la gran actuación del base uruguayo Jayson Granger, que en los 27:10 minutos que estuvo en cancha, terminó con 28 puntos (6/8 triples, 3/4 dobles y 4/4 libres), más 2 rebotes, 4 asistencias, 1 robo, 4 faltas recibidas y 2 pérdidas, totalizando una valoración de 32, la más alta del partido.

El próximo juego del Baskonia será el jueves, cuando haga su debut en la Euroliga, visitando a Olympiacos en Atenas. Mientras tanto, por el torneo local volverá a tener actividad el domingo 15 de octubre, ante el Fuenlabrada de Néstor “Che” García.