Juan Santiso vino de la banca y fue fundamental para la primera victoria de Malvín en esta Liga Uruguaya, ante Larre Borges. Finalizado el encuentro, el base dialogó con Básquet Total.

Malvín venía de dos derrotas consecutivas y ganar se hacía imperioso, pero el equipo lo tomó con tranquilidad: “La preparación fue igual que todos los partidos. Sabíamos que teníamos la responsabilidad de ganar porque jugábamos en casa y veníamos de dos derrotas, pero estábamos convencidos que las cosas iban a salir”. El comienzo fue ideal para el playero que rápidamente abrió ventaja: “El arranque del partido nos permitió tener tranquilidad, más allá que por momentos Larre se nos vino, pudimos mantenernos y ganar”.

En el tercero cuarto “Pitu” no sólo fue importante en la conducción sino que además convirtió tres triples. Al respecto, nos comentó: “Tanto Nicolás (Mazzarino) como Marcos (Cabot) atraen mucha defensa así que me quedan los tiros abiertos, y entreno todos los días para poder meterlos. Hoy me voy contento por eso”.

Este año, a pesar de seguir como base relevo, Santiso asume un rol más importante a nivel ofensivo. Sobre esto, explicó: “Me siento muy bien en el plantel, mis compañeros me ayudan y me dan mucha confianza, al igual que Pablo (López) y el resto del cuerpo técnico. Sabía que con más minutos venían más responsabilidades, pero lo tomo con tranquilidad”.

Otros jóvenes se van sumando a la rotación de Malvín, y a pesar de ser joven “Pitu” es un referente para los que van creciendo dentro del club: “Es muy lindo jugar con ellos. Ver que mis compañeros que vi hacer formativas puedan tener minutos en cancha me da mucho orgullo. Intento aprovecharlos, si puedo en algún momento aconsejarlos, pero ellos tienen bien claro lo que tienen que hacer”.

Para terminar, preguntamos al base sobre el objetivo de Malvín, y fue contudente: “En este momento no te lo puedo responder, queda mucha cosa que ajustar. Con el correr de los partidos y la Liga vamos a ver para qué está este equipo. Sé que estamos para mejorar mucho”.