Cada vez falta menos para el comienzo de la Liga Uruguaya de Básquetbol y la ronda de los entrenadores va llegando a su fin, uno de los últimos es Javier Espíndola que repite en Welcome con la ilusión de ser el primero en arrancar el campeonato y el último el poder culminarlo.

¿Con que sensación está el plantel y el club para el comienzo de una nueva Liga Uruguaya?

La verdad que estamos con mucha alegría y efervescencia porque vamos a contar con una figura como Esteban Batista, que es muy importante a nivel nacional. Se hizo un gran esfuerzo para rodearlo de la mejor manera con jugadores interesantes, con dos extranjeros que ahora cambió un poco la planificación del principio, con la vara más alta y de esta manera, yo creo que el equipo va a comenzar con una integración muy buena. Quizás un poco el déficit nuestro es el tema de la preparación, que eso lo tienen todos, porque acá los torneos se superponen con los que juegan Metro, además de los dos extranjeros y Esteban (Batista) que se sumaron sobre el final.

¿Qué pasó con Thomas Terrel y Gerel Simmons que al final no llegaron?

Son dos cosas diferentes. Primero lo de Thomas, sabíamos que había estado un año y medio sin jugar que venía de una lesión, quisimos hacer una prueba ya que el jugador estaba en Uruguay, además ya estuvo en el club, queríamos ver si se podía poner a “tono” y tratar de acercarlo a su estado físico para poder llenar el puesto de Liga. En Salto ya no nos convenció y desistimos, pero desde un principio fue una prueba, no conformó al cuerpo técnico y sobre todo a los dirigentes. Gerel Simmons me contactó a mí por las redes sociales, él pidió para venir a Welcome, después nos contactó con su agente. Pusieron las condiciones, tengo entendido que se le firmó el contrato en el mes de agosto, pero nunca vino el contrato firmado por él. Frente a una actitud así, falta de seriedad, a falta de dos días para terminar El Metro que lo estábamos esperando, nos comunicó el agente que el jugador desistía de venir y que había optado por una oferta de afuera.

¿Te molestó la actitud del agente que no les haya comunicado antes?

No, no, yo creo que el agente no es responsable de esto, acá el responsable es el jugador. Yo creo que si hubiese firmado el contrato, no hubiese escuchado otras ofertas, pero bueno son otros temas, el que falla es el jugador. Poco profesional, que no conviene tener en cuenta, le escribe a uno por Facebook y después se termina yendo de esa forma. ¡Imagínate!
Me sorprendió, me disgusta y me preocupa, porque uno tiene que aprender, que si un tipo aparece así, es muy fácil que se vaya de esta manera, no debimos tomar esa opción por ese jugador, pero igualmente aprovechamos para levantar la vara y exigirnos más con un extranjero, con el que contratamos, en los papeles es mucho mejor que Gerel Simmons.

¿Qué te aporta Esteban Batista, más allá de lo deportivo, en el vestuario, con los chicos del club?

En el vestuario, entrenando, mejora mucho a los gurises, el hecho del que el tipo esté ahí, ya te da un plus. Realmente está muy motivado, está concientizado a no fallar, a tratar de desparramar básquetbol no sólo de lucirse en lo individual.
Tiene un muy buen trato con los compañeros, aunque no tuvo tantos entrenamientos, va ser muy bueno a lo largo de la temporada. Tiene un don de gente, y una forma de relacionarse que va ser muy positiva para el equipo.
En lo deportivo va a mejorar a todos, no sólo a los compañeros, sino a los equipos que enfrenten a Welcome porque van a tener enfrente un pívot de muchísima jerarquía que ni pagando los mejores extranjeros, se había logrado.

Gira por Concordia, Salto, cuadrangular de local. ¿Cómo llega el equipo en cuanto a la preparación?

Si bien la preparación no fue completa, no pudimos contar con todos los jugadores, hay que decir que el club consiguió muy buenos partidos de pretemporada. Los rivales fueron de muchísimo fuste y eso te hace mejorar mucho. En la gira teníamos la lesión de Matías De Gouveia que no pudo jugar todo lo que yo hubiese querido, Aristimuño estaba un poco sentido, también otros jugadores, el propio Batista no estuvo en el último. De todas maneras sirvió, nos desnudaron muchas cosas, nos proyectaron muchos jóvenes que tuvieron que jugar varios minutos como Juan Manuel Rodríguez, Sebastián Ottonello entre otros que ahora se me quedan en el tintero. Pero extender el plantel es fundamental en torneos largos, la reafirmación de Gonzalo Rivas lo tomó como una muy buena decisión. Afuera de Welcome se plantea la incógnita, ¿Qué pasa con los que rodean a Batista?, son jugadores fuertes, yo los que lo rodean les tengo mucha confianza y mucha fé.

¿Es una presión linda para el entrenador por el plantel que se armó?

Yo tengo dos obligaciones: Una es respetar al actual campeón al que se debe destronar, al campeón siempre hay que ganarle y después hay unos cuantos equipos. Y la otra es respetar a los que hacen el esfuerzo desde adentro de Welcome como una inversión tan importante como la de Esteban, además de otros esfuerzos menores que también son importantes, y esto solo se puede responder con una pelea por el campeonato, estar lo más cerca posible. Los objetivos son progresivos, pero no puedo ser tan irrespetuoso con lo que hacen el esfuerzo, se hizo para pelear el campeonato y tenemos que hacerlo.

Shawn Glover y Dakarai Tucker finalmente la dupla de foráneos, ¿Qué nos podes decir de ambos?

Son muy buenos jugadores; Glover es un “4”, pero que puede salir a jugar al “3”, tiene mucha dinámica, mucha movilidad y muy buena mano de frente, el otro día además mostró un juego de repertorio de espaldas contra los grandes de Hebraica que realmente es de respetar, es el tipo que buscábamos en cuanto a la ductilidad para aprovechar las ventajas que pueda generar Batista en el poste bajo. Tucker es un ayuda que ha jugado en la Universidad de Utah los cuatro años, tuvo varias menciones individuales en su conferencia que es una de las más fuertes en Estados Unidos. Viene como una primer salida, de 1.96 con buena capacidad de salto, mucho gol en sus manos, brazos largos. Nos esteramos después, Glover jugó en la misma universidad, no jugaron juntos, pero lo recomendó de ojos cerrados, igual eso no lo supimos antes de contratarlo. No lo trajimos porque nos dijo Glover.

Como entrenador y con muchos años en el básquetbol, ¿De qué forma le pitaran los árbitros a Esteban Batista?

Es un aprendizaje para todos, también para los jueces. Es buenísima la pregunta porque el propio Esteban cuando jugamos contra Universitario de Salto me decía; no sé cómo recostarme, si voy a lastimar a alguien o me voy a lastimar yo. Las diferencias de peso, estatura, movilidad, espacios, hacen difícil adaptarse para el propio Esteban. Los jueces no son la excepción, seguramente van a tener que ver esa lucha física, esos intentos de defenderlo en inferioridad física de condiciones, van a tener que hilar muy fino y crear una imagen nueva, porque este tipo de pívot no hay aquí. Es un aprendizaje para todos, yo le digo bienvenida esa dificultad porque es para mejorar todos e incluyendo el arbitraje lógicamente.

¿Cuáles son los candidatos para el título?

Son muchos, pero Macabi, Malvín y Aguada se merecen ser nombrados, te diría hasta Trouville, y en lo personal ví muy fuerte la apuesta de Biguá, ahora se lastimó Oriakhi, que es un jugador muy importante. Yo no lo dejaría fuera de la pelea, y creo que Defensor Sporting siempre está. Pero los más fuertes para mí son Malvín y Macabi, aunque la ida de Parodi le va a significar una merma que va ser difícil de disimular, para mí esos son los dos, hay que ver los otros, con todo respeto por los que no nombré.