Mathias Nieto habló con Basquet Total en medio del festejo que se originó anoche en la sede de Verdirrojo. El entrenador e hincha del club analizó lo que fueron los últimos días y el resultado final de ver a su querido club en primera.

El DT del verdi expresó las primeras sensaciones: “Fueron días muy raros, el viernes lo sufrimos mucho porque teníamos mucha ilusión de ganar, nos fuimos con esa serie 2-2, como que nos faltaba jugar uno que por reglamento ya sabíamos que era así. Salió esta luz que no colmó la tristeza que teníamos porque queríamos subir en cancha”.

Sobre lo deportivo y lo reglamentario que cambió el resultado, dijo: “Fue muy loca la serie. Nos tocó ganar por luz y a ellos se lo peleamos hasta el último momento. Fue muy parejo todo. Esa bola de Santiago (Massa) que todos soplamos no entró. Conseguimos el ascenso lamentablemente por errores de terceros, no estamos felices por eso, estamos festejando la posibilidad de que el barrio tenga un equipo en primera división, que la Liga vuelva al Cerro y que muchos gurises de 20 años lo puedan ver, eso me tiene lleno de alegría”.

Verdirrojo gozó de tener mucha gente del club en el cuerpo técnico: “Fue un año redondo, se nos dio todo. Ramiro (Caballero) y yo siempre vamos a estar dispuestos para Verdirrojo. Lo mismo el profe Nicolás Pullis. Como Ignacio Ortega, Matías Pavón y Ramiro Ábalo. Todos estábamos identificados con el club e ibamos a dejar la vida por llegar a este día”.

El plantel y la hinchada crearon lazos fraternos: “Fue un crecimiento recíproco del equipo hacia afuera y la hinchada hacia adentro. Así llegamos a ese día en Tabaré, yo la verdad que no recuerdo haber visto al club con tanta gente, fue increíble vivir ese momento”.

Para Nieto significa mucho que Verdirrojo sea un equipo de primera: “Amo a este club, nací acá. Si bien mi camino va por otro lado porque soy entrenador profesional, ver que el club crece en popularidad, infraestructura y deportivamente, es completo, como hincha nada me llena más que todo eso”.

Al ser consultado sobre si el camino de la institución y del profesional se vuelven a encontrar el año que viene, respondió: “La realidad es que no pensé que se iban a encontrar este año y se encontraron. Cada vez que Verdirrojo me necesite voy a estar”.